La lubina es un pescado blanco cuya carne blanca y compacta, así como su sabor fino y delicado, hacen que sea un producto muy apreciado por el público en general
2 lomos de lubina de 400 gr. cada uno
2 zanahorias
2 cebolletas
1 puerro
1 rama de apio
2 hojas de laurel
unos granos de pimienta negra
la ralladura de un limón
tomillo fresco
aceite de oliva
sal y pimienta negra recién molida.
Calorías 98 kcal / 100gr
Proteína 19.3 gr / 100gr
Grasa 2.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Recetas como la que os proponemos a continuación, elaboradas a base de pescado y verduras, son todo un acierto dietético, pues en solo un plato nos vamos a aprovechar de las cualidades nutricionales que poseen ambos grupos de alimentos, muy beneficiosas para nuestra salud.

Lubina en papillote con verduras

 Así lo cocinamos

Lo primero que haremos será cortar ambos lomos en dos mitades para obtener así cuatro raciones de 200 gr. cada una.
Ahora corta las verduras en juliana, es decir, en tiras muy finas y largas.
Extiende sobre la encimera un buen trozo de papel de aluminio o papel sulfurizado. Sobre éste colocaremos una “cama” con la juliana de verduras, la ralladura de limón y los condimentos.
Ya sólo nos queda colocar una ración de lomo de lubina sobre las verduras, rociarla con un poco de aceite de oliva y envolverla con el papel, como si de un paquete se tratara.
Introduce el papillote en el horno, precalentado a 250ºC, durante unos 10 minutos aproximadamente.

 Trucos y Consejos

A la hora de “empaquetar” la lubina, procura que no quede demasiado prensado el envoltorio. Debe haber espacio suficiente para que los vapores expedidos por el pescado y las verduras durante la cocción circulen bien en el interior del “paquete”.

 Información Nutricional

La lubina es un pescado blanco cuya carne blanca y compacta, así como su sabor fino y delicado, hacen que sea un producto muy apreciado por el público en general. En su composición destacan su elevado contenido en proteínas de alta calidad. Además, es rico en una gran variedad de minerales, tales como el yodo, el fósforo, el potasio y el magnesio. Otra ventaja que presenta la lubina es su escasa presencia de espinas, por lo que es un pescado ideal para ofrecerlo a los más pequeños de la casa.
Por su parte, las hortalizas que acompañan a nuestra lubina van a enriquecer el plato en fibra, vitaminas y sustancias antioxidantes, muy beneficiosas para la salud.
Además, para la elaboración de este plato casi no hemos empleado aceite de oliva, por lo que el contenido calórico de la receta no se va a ver afectado.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina