Ten preparada la guarnición con antelación y sirve las lubinas justo después de escaldarlas.
2 lubinas, 200 ml. de agua, 20 ml. de aceite de oliva, 20 gr. de harina, 1 diente de ajo y 25 gr. de perejil fresco picado. Para la guarnición: 2 patatas grandes, 200 gr. de champiñones, 1 diente de ajo, aceite de oliva y sal.
Calorías 98 kcal / 100gr
Proteína 19.3 gr / 100gr
Grasa 2.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Ahora os presentamos una forma diferente de tomar pescado siguiendo la técnica del escaldado, que aportará a la lubina una textura suave y agradable. Esperamos que os guste.

 Así lo cocinamos

Picamos el ajo muy finito y lo sofreímos con el aceite de oliva en una cazuela honda. Añadimos el perejil picado y la harina. Rehogamos durante un minuto y añadimos el agua. Mantenemos al fuego hasta que hierva.

Mientas tanto, limpiamos las lubinas de escamas y vísceras y las marcamos a la plancha. A continuación, las introducimos en la salsa hirviendo que tenemos preparada durante 3 minutos y las sacamos pasado ese tiempo.

Para preparar la guarnición, pelamos las patatas, las troceamos y las hervimos en agua con sal hasta que estén tiernas. Escurrimos y reservamos.

La minamos el diente de ajo y lo sofreímos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Añadimos los champiñones laminados y salteamos durante cinco minutos. Ponemos a punto de sal y reservamos.

Servimos las lubinas con una guarnición de patatas y champiñones y lo regamos todo con perejil fresco picado y un chorreón de aceite de oliva.

 Trucos y Consejos

Ten preparada la guarnición con antelación y sirve las lubinas justo después de escaldarlas.

 Información Nutricional

La lubina es un pescado blanco cuya carne blanca y compacta, así como su sabor fino y delicado, hacen que sea un producto muy apreciado por el público en general. En su composición destacan su elevado contenido en proteínas de alta calidad. Además, es rico en una gran variedad de minerales, tales como el yodo, el fósforo, el potasio y el magnesio.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina