A la crema le puedes añadir, por ejemplo, trocitos de fresa, frambuesas o frutos secos.
60 gr. de almendras crudas molidas, 110 gr. de azúcar glas, 2 claras de huevo, 90 gr. de azúcar, 100 gr. de nata montada, esencia de fresas, colorante rosa en gel. Para la crema: 2 limones, 2 huevos, 175 gr. de azúcar, 115 gr. de mantequilla, 200 gr. de queso fresco, 1 cucharada de harina.
Calorías 610 kcal / 100gr
Proteína 18.7 gr / 100gr
Grasa 54 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.3 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Este postre francés hará las delicias de los paladares más exquisitos. Hoy lo preparamos con una suave crema de queso.

 Así lo cocinamos

Comenzamos haciendo los macarons: tamizamos la harina con azúcar glas y reservamos. Montar las dos claras de huevo con unas gotas de limón. Añadimos la esencia de fresas y el azúcar. En un cazo al fuego añadimos 25 gr. de agua con 75 gr. de azúcar. Removemos para que se disuelva bien y dejamos que hierva. Dejamos tres minutos más.
Vertemos sobre las claras y removemos hasta que se enfríe. Añadimos ahora las almendras y el azúcar glas. Agregamos el colorante y removemos. Introducimos en la manga pastelera y, sobre papel de horno vamos echando pequeños montones de crema.
Dejamos que se seque un poco y horneamos (con el horno precalentado a 150 grados) unos 15 minutos. Dejamos enfriar y retiramos.
Ahora elaboramos la crema: batimos los huevos y vertemos en una olla. Añadimos el zumo de los limones y las cáscaras de ambos rallada. Agregamos el azúcar, la harna y la mantequilla. Calentamos unos 10 minutos a fuego lento.
Dejamos enfriar y vertemos el queso fresco. Rellenamos con esta crema los macarons y ¡listo!

 Trucos y Consejos

A la crema le puedes añadir, por ejemplo, trocitos de fresa, frambuesas o frutos secos.

 Información Nutricional

Los ingredientes empleados en la elaboración de este dulce aportan sobre todo hidratos de carbono procedentes del azúcar. Además, las almendras constituyen un alimento sumamente recomendable, por su gran aporte proteico y por la saludable composición de sus grasas, cuya gran mayoría son insaturadas, las más convenientes para mantener controlada la tasa de colesterol.
Las personas que lleven una dieta de control de peso o las personas con diabetes deberán moderar el consumo de este postre.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina