Si moderamos la cantidad de aceite a la hora de cocinar el conejo, reduciremos considerablemente el nivel calórico del plato
300 gr. de macarrones
un conejo troceado
1 cebolla morada
2 dientes de ajo
1 zanahoria
200 ml. de nata líquida
parmesano rallado
unas hojas de albahaca
pimienta negra recién molida
sal y aceite de oliva.
Calorías 88 kcal / 100gr
Proteína 10 gr / 100gr
Grasa 5.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Continuamos nuestro recetario con un completo plato de pasta con conejo. Se trata de un palto muy energético, además de una original manera de ofrecer conejo a los más pequeños de la casa.

Macarrones con conejo y nata

 Así lo cocinamos

Salpimenta el conejo y sofríelo en una cazuela con un poco de aceite de oliva.
Una vez el conejo se encuentre bien dorado por todas sus caras, retíralo de la cazuela y resérvalo.
Añade un poco más de aceite en la cazuela y sofríe en ella las verduras, todas ellas bien picadas.
Mientras se rehogan las verduras, pon a cocer los macarrones en una olla con abundante agua hirviendo y una pizca de sal. Una vez la pasta esté “al dente”, escúrrela y resérvala untada con aceite de oliva para que no se adhiera entre sí.
Incorpora el conejo reservado al sofrito de verduras, el cual debe estar ya bien pochado.
Es el momento ahora de añadir la nata, bajar el fuego y cocinar a fuego muy suave hasta que la salsa quede bien ligada.
Agrega los macarrones al sofrito con el conejo y la nata para la pasta absorba todos los sabores.
Emplata los macarrones, espolvorea con queso rallado y decora con unas hojas de albahaca fresca.

 Trucos y Consejos

Una vez espolvorees la pasta con el queso parmesano puedes introducirla en el horno para gratinarla y darle un acabado más atractivo.

 Información Nutricional

La carne de conejo se caracteriza por su bajo contenido graso, por lo que su consumo está especialmente indicado para aquellas personas que están siguiendo dietas de control de peso. El conejo es además una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.
Si moderamos la cantidad de aceite a la hora de cocinar el conejo, reduciremos considerablemente el nivel calórico del plato.
Los macarrones, al igual que el resto de pastas, destacan por su alto contenido en hidratos de carbono complejos, que van a conferirle al plato su carácter energético.
Hay que tener en cuenta que para la elaboración de esta receta hemos empelado una buena cantidad de nata, la cual es rica en proteínas y grasas, que van a elevar el contenido calórico del plato de manera considerable.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina