Es una receta muy completa y junto a una ensalada y una pieza de fruta como postre, resulta una comida muy equilibrada
400 gr. de macarrones
3 dientes de ajo
150 gr. de beicon
1 cebolla
100 gr. de chorizo
mantequilla
100 gr. de parmesano rallado
sal
400 gr. de tomate frito.
Calorías 359 kcal / 100gr
Proteína 12.7 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 72.3 gr / 100gr
Índice glucémico 50

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Los macarrones son unos de los platos de pasta más aclamados por el público infantil. En esta receta, al acompañarlos con chorizo y beicon, el plato se verá además enriquecido con proteínas de gran valor biológico.

Macarrones con tomate, chorizo y beicon

 Así lo cocinamos

Pon a cocer los macarrones en una olla con abundante agua hirviendo y sal.
Mientras tanto, pica la cebolla y sofríela en una sartén junto con el ajo también picado y un poco de aceite de oliva.
Una vez la cebolla se encuentre bien pochada, añade a la sartén el chorizo y el beicon picados.
Rehoga el conjunto durante 5 minutos y agrega el tomate frito.
Cocina el sofrito durante otros 5 minutos y ponemos a punto de sal.
Cuando los macarrones estén “al dente”, escúrrelos bien y colócalos en una bandeja de horno untada con mantequilla.
Cubre los macarrones con la salsa de tomate y espolvorea con el parmesano rallado.
Ahora dispón unos trocitos de mantequilla sobre el queso y hornea a 200ºC hasta que el queso quede bien dorado.

 Trucos y Consejos

Si la salsa de tomate ha quedado algo ácida, añádele una pizca de azúcar.

 Información Nutricional

Los macarrones, al igual que el resto de pastas, son una rica fuente de hidratos de carbono. Ello hace que nos encontremos ante un plato con un elevado valor energético, por lo que podría recomendarse a todas aquellas personas que requieran un plus de energía (niños, adolescentes, deportistas…).
Podemos decir que es un plato muy proteico, ya que conjuga las proteínas propias de la pasta con las de la carne, de alto valor biológico.
Es una receta muy completa y junto a una ensalada y una pieza de fruta como postre, resulta una comida muy equilibrada.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina