La manzana destaca por sus propiedades laxantes y astringentes
4 manzanas golden grandes
50 gr. de mantequilla
50 gr. de azúcar ( para el relleno)
50 gr. de azúcar (para el caramelo)
100 ml. de agua
100 gr. de miel
semillas de lavanda.
Calorías 55 kcal / 100gr
Proteína 0.3 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 11.5 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Como postre, os proponemos unas manzanas asadas con caramelo de miel, una receta bien fácil pero con una presencia y un sabor que no os dejará indiferentes.

 Así lo cocinamos

Lo primero que debes hacer es retirarles el corazón a las manzanas. Para ello sírvete de un descorazonador. Una vez hayas hecho esto, espolvoréalas con 50 gr. de azúcar. Reparte la mantequilla entre cada una de las manzanas, introduciéndola en el hueco central de las mismas.
Mete las manzanas en el horno durante 30 minutos a 180ºC.
Mientras se asan las manzanas, pon los otros 50 gr. de azúcar con el agua en una sartén. Cuando el azúcar se haya fundido y consigamos un caramelo “rubio”, añade la miel y las semillas de lavanda.
Una vez horneadas, saca las manzanas del horno y salséalas con el caramelo obtenido.
Vuelve a introducir las manzanas para que éstas se queden glaseadas con el caramelo.

 Trucos y Consejos

Si no disponéis de semillas de lavanda, podéis usar otras semillas aromáticas, las que más os gusten. Las de hinojo van estupendas.

 Información Nutricional

A pesar de que su valor nutricional no es destacable, ya que se compone fundamentalmente de hidratos de carbono en forma de azúcares, y aporta vitaminas y minerales en pequeña cantidad, resulta difícil imaginar las extraordinarias propiedades curativas que hacen de la manzana un alimento medicinal. Entre las cualidades que hay que destacar está su capacidad tanto laxante como astringente, es decir, que puede tomarse tanto en caso de estreñimiento como de diarrea. Consumida cruda y con piel ayuda a mejorar el tránsito intestinal, gracias a la fibra insoluble que se encuentra en la piel. Por otro lado, si la consumimos pelada y rallada tiene el efecto contrario en el organismo, gracias a la pectina de la pulpa, que tiene la capacidad de retener agua. Las manzanas asadas resultan indicadas para las personas que deben tomar una dieta blanda, ya que son más digeribles que la pieza de fruta cruda.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina