Para cocinar este plato apenas hemos empleado aceite de oliva, por lo que el valor calórico de la receta va a permanecer prácticamente intacto
100 gr. de jamón de pato en lonchas
4 alcachofas
1 penca de cardo
200 gr. de judías verdes
1 penca de acelga
2 zanahorias
4 espárragos blancos
100 gr. de guisantes
4 dientes de ajo
caldo de verduras
50 ml. de vino blanco
una cucharada de harina
unas ramitas de perejil fresco
aceite de oliva y sal.

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La amplia variedad de verduras presente en esta menestra hace de este un plato saludable y muy apetecible. Además, la presencia de jamón de pato le va a conferir a esta receta un punto sabroso y muy agradable al paladar.

Menestra de verduras con jamón de pato

 Así lo cocinamos

Limpia las verduras, trocéalas al gusto y cuécelas en recipientes diferentes hasta dejarlas “al dente”. Una vez cocidas, enfríalas con agua y hielo.
Pica dos dientes de ajo y sofríelos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando el ajo comience a dorar, añade una cucharada de harina y remueve hasta que desaparezcan los grumos. Ahora vierte el vino blanco y un poco de caldo de verduras.
Añade a la sartén las verduras reservadas, pon a punto de sal y deja cocer a fuego suave durante 5 minutos.
Agrega un buen puñado de perejil fresco picado, escurre un poco las verduras y emplátalas con la ayuda de un molde.
Alrededor de la menestra dispondremos las lonchas de jamón de pato en forma de abanico.

 Trucos y Consejos

Si andas con prisas siempre puedes emplear una menestra en conserva. Hay algunas de muy buena calidad, y nos ahorrarán mucho tiempo.

 Información Nutricional

Esta menestra es una preparación muy saludable, pues la variedad de verduras y hortalizas presentes en ella hace que sea un plato rico en vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.
Para cocinar este plato apenas hemos empleado aceite de oliva, por lo que el valor calórico de la receta va a permanecer prácticamente intacto.
El jamón de pato presente en esta menestra, además de enriquecer el plato con proteínas de alto valor biológico, va a hacer que apenas sea necesaria la adición de sal. Este es un dato importante para aquellas personas que padecen de hipertensión.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina