Para que aporte más sabor, reserva el perejil, pícalo finito y añádelo al final de la cocción.
1 kg. de merluza
1 cebolla
1 rebanada de pan
5 dientes de ajo
1 ramito de perejil
pimienta
1 vaso de vino
harina de freír
aceite de oliva y sal
Calorías 64 kcal / 100gr
Proteína 12 gr / 100gr
Grasa 1.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Los guisos de pescado suelen dar muy buenos resultados. Hoy os proponemos esta merluza al vino.

Merluza al vino

 Así lo cocinamos

Pasamos por harina la merluza troceada y la freímos levemente en una sartén con abundante aceite de oliva. Reservamos.

En el mismo aceite freímos los ajos pelados pero enteros. También freímos el pan levemente.

En el mortero majamos los ajos fritos, el pan, el perejil y un poco de sal. Agregamos un poco de agua. Desleímos todo y reservamos.

Aparte, picamos la cebolla y la ponemos a freír en una cazuela. Cuando comience a dorar agregamos los trozos de merluza. Rehogamos durante unos minutos y añadimos el contenido del mortero, junto con la pimienta. Echamos el vino y dejamos cocer a fuego lento durante un cuarto de hora. Servimos.

 Trucos y Consejos

Para que aporte más sabor, reserva el perejil, pícalo finito y añádelo al final de la cocción.

 Información Nutricional

La merluza es un pescado blanco con bajo contenido graso y calórico. Es por ello que se considera un alimento adecuado para personas que sufren de sobrepeso u obesidad. Eso sí, es preferible cocinarla a la plancha o al horno para no añadir un exceso de grasa al alimento.

La merluza es rica en proteínas de alto valor biológico y posee diferentes vitaminas y minerales. Destaca su contenido en vitaminas del grupo B (B1, B2, B3, B9, B12). Estas vitaminas, salvo la B12, permiten el aprovechamiento de los nutrientes energéticos (hidratos de carbono, grasas y proteínas). El aporte adecuado de estas vitaminas es esencial porque intervienen en numerosos procesos de gran importancia como la formación de glóbulos rojos, la síntesis de material genético o el funcionamiento del sistema nervioso, entre otros.

En cuanto a los minerales, la merluza posee potasio, fósforo y magnesio, si bien todos ellos están presentes en cantidades medias si se comparan con las contenidas en la mayor parte de los pescados.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina