El bacalao, uno de los protagonistas de esta milhoja, un pescado blanco, y como tal, se caracteriza por su bajo contenido graso
2 patatas grandes
400 gr. de lomo de bacalao desalado
2 manzanas Golden
1 cebolla
2 pimientos choriceros
aceite de oliva y sal.
Calorías 55 kcal / 100gr
Proteína 0.3 gr / 100gr
Grasa 0.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 11.5 gr / 100gr
Índice glucémico 35

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Debido a su suave textura y sabor, el bacalao es muy apreciado en nuestra gastronomía, y podemos encontrarlo en multitud de preparaciones. Hoy lo presentamos en forma de milhoja, acompañado con patata, cebolla y manzana, ingredientes todos que combinan de manera exquisita. Te sorprenderá!

 Así lo cocinamos

En primer lugar, confita el bacalao: Introdúcelo en un cazo con aceite de oliva y unos dientes de ajo (enteros y sin pelar) y cocínalo a una temperatura  constante de 60 ºC durante 16 ó 17 minutos, dependiendo del grosor del lomo.
Corta en rodajas las patatas (con piel), la cebolla y las manzanas. Ahora coloca en una bandeja de horno las rodajas de patata y de cebolla. Las rodajas de manzana las colocaremos en otra bandeja.
Introduce ambas bandejas en el horno y cocina a 180ºC hasta que todos los ingredientes estén asados.
Pon a remojar en agua tibia los pimientos choriceros. Una vez hidratados, sécalos y pícalos finamente. Resérvalo sumergido en aceite con una pizca de pimentón dulce.
Una vez el bacalao esté confitado, escúrrelo bien y sepáralo en lascas.
Monta una milhoja intercalando al gusto capas de patata y cebolla con otras de manzana y lascas de bacalao.
Termina el plato rociando la milhoja con el aceite de pimiento choricero.

 Trucos y Consejos

Para montar la milhoja puedes ayudarte de un aro emplatador.

 Información Nutricional

El bacalao, uno de los protagonistas de esta milhoja, un pescado blanco, y como tal, se caracteriza por su bajo contenido graso. Éste es, además, una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.
En esta receta encontramos también patatas, que enriquecerá el plato con una buena cantidad de hidratos de carbono complejos.
En cuanto a la manzana, destaca tanto su capacidad laxante como astringente, es decir, que puede tomarse tanto en caso de estreñimiento como de diarrea. Las manzanas asadas están además indicadas para aquellas personas que deben llevar una dieta blanda, ya que son más digeribles que la pieza de fruta cruda.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina