El bacalao es un pescado blanco y, como tal, se caracteriza por su bajo contenido graso
300 gr. de lomo de bacalao desalado, 2 berenjenas, una ramita de perejil, aceite de oliva y sal. Para la salsa de tomate: Para la salsa de tomate y piquillos: 300 gr. de tomate “pera”, 100 gr. de pimientos del piquillo, 1 cebolla, 1 diente de ajo, 1 zanahoria, aceite de oliva, 1 cucharadita de azúcar y sal.
Calorías 22 kcal / 100gr
Proteína 1.2 gr / 100gr
Grasa 0.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2.3 gr / 100gr
Índice glucémico 20

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Debido a su suave textura y sabor, el bacalao es muy apreciado en nuestra gastronomía, y podemos encontrarlo en multitud de preparaciones. Hoy lo presentamos en forma de milhojas, acompañándolo con berenjenas y salsa de tomate. El resultado es un plato original, sabroso y muy jugoso.

Milhoja de berenjena con bacalao

 Así lo cocinamos

Calienta abundante aceite de oliva en un cazo, sin que llegue a hervir, e introduce en él el bacalao. Retira del calor y deja reposar en el aceite durante 10 minutos. Transcurrido este tiempo, escurrimos el bacalao y lo separamos en lascas, las cuales depositaremos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
La salsa de tomate: Pica la cebolla, la zanahoria y el ajo. Sofríe las hortalizas en una cazuela baja con un poco de aceite de oliva y, una vez esté todo bien rehogado, agregamos los pimientos del piquillo y los tomates, todo ello bien picado. Al cocinar el tomate y los pimientos iremos aplastando con una espumadera para que vaya soltando sus jugos y se cocine junto con la verdura.
Una vez observemos que la salsa está bien cocinada, pon a punto de sal y añade un poco de azúcar para contrarrestar la acidez del tomate.
Lava las berenjenas y córtalas en rodajas de un centímetro de grosor. Ahora cocínalas por ambas caras en una sartén o plancha con unas gotas de aceite de oliva. Una vez doradas por ambas caras, retíralas y resérvalas.
Ya sólo nos queda montar la milhojas intercalando unas capas de berenjena asada con otras de lascas de bacalao y salsa de tomate.
Espolvoreamos con un perejil fresco picado.

 Trucos y Consejos

Si lo deseas, y para que quede más fina, pasa la salsa por un pasapurés y, acto seguido, por un colador chino.

 Información Nutricional

El bacalao es un pescado blanco y, como tal, se caracteriza por su bajo contenido graso. Éste es, además, una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico.
Por su parte, la berenjena es una hortaliza con un bajo contenido calórico ya que contiene gran cantidad de agua. Carece de fibra, excepto una pequeña cantidad en la piel y las semillas. El potasio es su mineral mayoritario.
La salsa de tomate que encontramos en esta milhojas la hemos cocinado con una buena variedad de hortalizas, que van a aportarnos una importante cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina