Si añades más cantidad de agua puedes convertir este plato en una ligera sopa.
500 gr. de puerro
2 cucharadas de miso blanco
1 chalota
1 guindilla
1 vaso de agua
2 cucharadas de aceite de oliva y sal.
Calorías 29 kcal / 100gr
Proteína 2.1 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3.2 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Este plato tiene un exquisito sabor, múltiples beneficios para la salud y su contenido en calorías es bajo, por lo que resulta ideal para todo tipo de comensales.

Miso con puerros

 Así lo cocinamos

Limpiamos y picamos los puerros y la chalota.

Abrimos la guindilla y le quitamos la mayor parte de las semillas.

Calentamos el aceite y salteamos las verduras durante un par de minutos. Añadimos el agua, la guindilla, una pizca de sal y dejamos cocer 12 minutos.

Por último, incorporamos el miso, removemos bien para que se diluya, añadimos más agua si es necesario y damos un último hervor antes de servir.

 Trucos y Consejos

Si añades más cantidad de agua puedes convertir este plato en una ligera sopa.

 Información Nutricional

El puerro es bajo en calorías y una buena fuente de sustancias beneficiosas para la salud, tales como los compuestos sulfurados, que tienen un alto poder antioxidante. Sin embargo, también son ricos en purinas, por lo que deberán consumirse con moderación en caso de padecer gota.

El miso tiene un efecto antioxidante y depurativo. Es rico en isoflavonas y en minerales. Es bueno para las enfermedades cardiovasculares ya que contiene ácido linoleico y lecitina de soja que disuelven el colesterol en la sangre y evitan el endurecimiento de los vasos sanguíneos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina