La morcilla contiene una cantidad elevada de sodio, por lo que no conviene consumirla en caso de padecer hipertensión
2 morcillas de arroz de Burgos, 2 puerros, 100 ml. de vino blanco, una nuez de mantequilla, el zumo de un limón, sal. Para el puré de manzana: 2 manzanas reineta, el zumo de medio limón y su ralladura, ½ cucharadita de canela en polvo, una nuez de mantequilla, una pizca de azúcar moreno, una pizca de sal.
Calorías 390 kcal / 100gr
Grasa 36.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 11 gr / 100gr

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

La morcilla de arroz es uno de los productos más típicos de la gastronomía burgalesa. Procedente del cerdo, se compone básicamente de cebolla, sangre, manteca y arroz, a la que se añaden otros condimentos. La tradición oral dice que debe ser: «sosa, grasosa y picajosa».
Hoy acompañamos esta afamada morcilla con una suave crema de manzana reineta, que le va a aportar al plato un contrapunto agridulce muy agradable.

Morcilla de arroz sobre crema de manzana reineta

 Así lo cocinamos

Retírale a los puerros la primera capa, lávalos bien bajo el grifo y córtalos en dados. Ahora cuécelos en una olla con agua hirviendo, el vino blanco, el zumo de limón, cebollino fresco y una pizca de sal.
Una vez cocidos los dados de puerro, escúrrelos bien y saltéalos en una sartén con la mantequilla hasta que queden dorados.
Corta la morcilla en rodajas gruesas y fríelas en abundante aceite de oliva caliente hasta que queden doradas y crujientes por fuera. Una vez fritas, escúrrelas muy bien y deposítalas sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
La crema de manzana: Pela las manzanas, retírales los corazones e introdúcelas en el horno durante 30 minutos a 150ºC. Transcurrido este tiempo, las manzanas deben estar asadas. Entonces, trocéalas y tritúralas junto con la sal, el azúcar, la mantequilla, la canela, el zumo de limón, la ralladura y un poco de agua. Coloca el resultado en una cazuela y cocina a fuego muy suave durante 10 minutos.
Sirve en un plato o fuente un lecho de crema de manzana. Ahora dispón sobre ésta las rodajas de morcilla frita. Por último, corona la morcilla con un dadito de puerro y decora con unas hojitas de cebollino fresco.

 Trucos y Consejos

También podemos cocinar la morcilla en el horno, a 200ºC. De esta manera el resultado será igualmente bueno, y conseguiremos un plato menos graso y calórico.

 Información Nutricional

La morcilla de arroz es rica en hidratos de carbono, grasas de origen animal, que nos van a aportar ácidos grasos saturados, y sangre, que convierte a la morcilla en una importante fuente de hierro.
Este producto posee un contenido calórico bastante elevado, dato que deberá tenerse en cuenta si se está siguiendo una dieta de control de peso. También contiene mucho sodio, por lo que tampoco conviene consumirla en caso de padecer hipertensión.
En cuanto a la manzana, destaca tanto su capacidad laxante como astringente, es decir, que puede tomarse tanto en caso de estreñimiento como de diarrea. Las manzanas asadas están además indicadas para aquellas personas que deben llevar una dieta blanda, ya que son más digeribles que la pieza de fruta cruda. Eso sí, debemos tener en cuenta que para la elaboración del puré de manzana hemos empleado mantequilla, la cual va a elevar el contenido calórico de la receta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina