El ingrediente básico de la receta es el huevo, el cual enriquece el postre con proteínas de alto valor biológico
3 yemas de huevo, 4 claras de huevo, 150 gr. de azúcar, 200 gr. de cobertura de chocolate, 3 dl de nata líquida y 75 gr. de mantequilla. Para las nueces caramelizadas: 100 gr. de nueces peladas, 50 gr. de azúcar y dos cucharadas de agua fría
Calorías 649 kcal / 100gr
Proteína 14.4 gr / 100gr
Grasa 62.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 4.4 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Postre.

Os preparamos a continuación una rica y esponjosa mousse de chocolate, un postre original de la cocina francesa que pondrá un dulce broche final a tus comidas.

Mousse de chocolate con nueces caramelizadas

 Así lo cocinamos

Echa el chocolate troceado y la mantequilla (a temperatura ambiente) en un bol, tápalo con film transparente e introduce en el microondas para fundir la mezcla.
Mientras tanto, ve batiendo las yemas de huevo con 100 gr. de azúcar hasta conseguir una pasta blanquecina.
A continuación, junta la mezcla anterior junto con el chocolate y la mantequilla fundidos. Reserva el resultado en el frigorífico.
Ahora monta la nata con los 50 gr. de azúcar restantes. Para ello, puedes ayudarte de una varilla eléctrica.
Ahora mezcla el un poco de la nata montada con la crema de chocolate que teníamos reservada. Termina de mezclar el resto de la nata montada con la crema de chocolate.
Por último, monta las claras a punto de nieve y añádeselas a la mezcla anterior. Reserva en el frigorífico.
Para elaborar las nueces caramelizadas, vierte los 50 gr. de azúcar en una sartén caliente junto con las dos cucharadas de agua. Una vez se haya formado el caramelo, añade las nueces peladas y remueve bien para que éstas se queden bien impregnadas del caramelo. Viértelas ahora sobre papel sulfurizado (papel de horno) y espera hasta que se enfríen.
Sirve la mousse bien fría en una copa bonita de postres y decora con unas cuantas nueces caramelizadas.

 Trucos y Consejos

Para darle un punto especial a esta mousse, añádele un chorreón de un buen coñac.
El secreto para obtener una mousse bien esponjosa y suave consiste en mezclar los ingredientes con mucha delicadeza, empleando una pala de madera y aplicando movimientos envolventes.
Si quieres montar la nata rápidamente, coloca el recipiente donde vayas a montarla sobre otro de mayor tamaño con agua y hielo. En realidad no es más que un baño María con agua fría.
Es importante tener en cuenta que este postre se elabora con huevo crudo, por lo que es conveniente consumirlo pronto y mantenerlo bien refrigerado.

 Información Nutricional

Por la composición nutricional de los ingredientes que se incluyen el valor calórico del postre es muy elevado, a expensas sobre todo de las grasas procedentes del chocolate y la nata. Por lo tanto, su consumo no está aconsejado para las personas que deben restringir la grasa de su alimentación. En concreto este alimento esté desaconsejado para las personas que padecen hipercolesterolemia debido a la grasa saturada que aporta la nata. Así mismo deben evitar este postre las personas diabéticas, ya que en su elaboración se emplea una cantidad de azúcar considerable. El ingrediente básico de la receta es el huevo, el cual enriquece el postre con proteínas de alto valor biológico. Esto significa que contiene todos los aminoácidos esenciales, aquellos que el organismo humano no puede sintetizar por sí mismo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina