Un postre suave y esponjoso, el broche final perfecto para una cena romántica
4 huevos
150 gr. de azúcar
Unas gotitas de limón
200 gr. de cobertura de chocolate y 3 dl de nata líquida.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Postre.

 Así lo cocinamos

Batimos las yemas con 120 gramos de azúcar. Ponemos al baño María la cobertura de chocolate hasta que se deshaga y forme una crema. Apartamos del baño María y añadimos las yemas batidas con el azúcar, dejándolo enfriar sin parar de darle vueltas.

Montamos las claras a punto de nieve con unas gotitas de limón. Añadimos las claras montadas a la crema que ya está fría dando vueltas en sentido envolvente y procurando que sigan esponjosas. Montamos la nata con 30 gramos de azúcar y agregamos la nata, también dando vueltas en sentido envolvente e introducimos la mousse en el frigorífico durante dos horas. Antes de servir adornamos con nata montada utilizando una manga pastelera, y espolvoreamos con unos granillos de chocolate.

 Trucos y Consejos

A esta mousse le va perfecto un poco de nata montada, y bien fría, por encima. Es el complemento ideal.

 Información Nutricional

Por la composición nutricional de los ingredientes que se incluyen el valor calórico del postre es muy elevado, a expensas sobre todo de las grasas procedentes del chocolate y la nata. Por lo tanto, su consumo no está aconsejado para las personas que deben restringir la grasa de su alimentación. En concreto este alimento esté desaconsejado para las personas que padecen hipercolesterolemia debido a la grasa saturada que aporta la nata. Así mismo deben evitar este postre las personas diabéticas, ya que en su elaboración se emplea una cantidad de azúcar considerable. El ingrediente básico de la receta es el huevo, el cual enriquece el postre con proteínas de alto valor biológico. Esto significa que contiene todos los aminoácidos esenciales, aquellos que el organismo humano no puede sintetizar por sí mismo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina