Ideal para dietas de adelgazamiento
250 gr. de queso cremoso bajo en grasas
1 manzana goleen
edulcorante sin calorías
mermelada de fresa Light
4 claras de huevo
8 uvas tintas
unas hojitas de menta
una cucharada de almendra crocante y 2 cucharadas de miel.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Pelamos la manzana, la cortamos en cuadraditos y la mezclamos con el queso cremoso. Batimos todo hasta obtener una cremita homogénea.

Mousse de queso cremoso con mermelada de fresas y uvas

 Así lo cocinamos

Montamos las claras a punto de nieve y, una vez montadas, las mezclamos con la crema de queso y manzanas que elaboramos antes. Para ello, nos ayudaremos de una pala de madera o lengua, con la cual removeremos cuidadosamente, aplicando movimientos envolventes. De esta manera, la crema no perderá aire y conseguiremos una mousse esponjosa. Debemos, por ello, evitar el uso de varillas o batidoras.

Montaje del postre: Colocamos una base de mermelada de fresa en una copa de cristal transparente. Sobre la mermelada colocamos la mousse de queso. Adornamos con unas uvas partidas por la mitad, una hojita de menta o hierbabuena, un poco de almendra crocante y unos hilitos de miel. Servimos bien frío.

Podemos sustituir la mermelada de fresas por una de moras, albaricoque o, simplemente, por nuestra mermelada favorita.

 

 Información Nutricional

Este plato podría resultar muy calórico, pero en este caso se usan todos los ingredientes en su variante ligera o “light” que lo hace más sano y menos prohibitivo para personas que deban seguir una dieta de adelgazamiento. El calcio que aporta el queso y las proteínas de la clara de huevo lo hacen ideal para niños.

 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina