Este postre está desaconsejado para aquellas personas que padecen hipercolesterolemia debido a la grasa saturada que aporta la nata
100 gr. de nata (35% M.G.)
400 gr de nata (35% M.G.) semimontada
1 vaina de vainilla
50 gr. de azúcar
4 gr. de gelatina.
Calorías 447 kcal / 100gr
Proteína 15 gr / 100gr
Grasa 48.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 2 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

No hay nada mejor que terminar el día con buen sabor de boca. Por ello, nuestra última propuesta culinaria de hoy es una rica mousse de vainilla, un postre suave, delicado y con el agradable aroma de la vainilla. Ya nos contaréis!

Mousse de vainilla

 Así lo cocinamos

Con la punta de un cuchillo bien afilado, corta la vaina de vainilla en dos mitades y ráspalas para así obtener las semillas.
Infusiona en un cazo los 100 gr. de nata con el azúcar, las semillas de vainilla y su vaina.
Una vez infusionada la nata, cuélala y vuelve a verterla en el cazo.
Añade la gelatina previamente remojada y escurrida. Remueve hasta que la gelatina quede totalmente disuelta.
Cuando la mezcla anterior se haya templado (30ºC) añádele la nata semimontada. Remueve hasta que quede todo bien integrado.
Ya sólo nos queda verter la mousse en unos aros de emplatar e introducir en el frigorífico para que ésta adquiera consistencia con el frío.
Una vez fría la mousse, retira el aro emplatador y decora con una vaina de vainilla, unas hojas de menta y unos daditos de frutas variadas (pera, manzana, fresa, papaya, etc.)

 Trucos y Consejos

Es importante que seamos pacientes y esperemos a que la mousse esté bien fría. Si no lo hacemos así, correremos el riesgo de que se nos desmonte al retirar el aro.

 Información Nutricional

Por la composición nutricional de los ingredientes que se incluyen en esta mousse, el valor calórico del postre es muy elevado, a expensas sobre todo de las grasas procedentes de la nata. Por lo tanto, su consumo no está recomendado para aquellas personas que deben restringir la grasa de su alimentación. En concreto estepostre está desaconsejado para las personas que padecen hipercolesterolemia debido a la grasa saturada que aporta la nata. Asimismo, deben evitar este postre las personas diabéticas, ya que en su composición encontramos una importante cantidad de azúcar.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina