Las natillas son un postre lácteo que nació en los conventos de Europa
200 gr. de azúcar
1 litro de leche
3 huevos
40 gr. de maicena
½ corteza de limón
1 ramita canela en rama y 4 cucharaditas canela en polvo.

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

 Así lo cocinamos

En un cazo, ponemos a hervir la leche con la mitad del azúcar, la monda de limón y el palo de canela. La otra mitad del azúcar la batimos con las yemas y la maicena.

Sin parar de remover, hervimos la leche durante un minuto. Retiramos del fuego y dejamos que la leche se temple e infusione con el limón y la canela.
Colamos la leche y le añadimos el batido anterior de yemas, azúcar y maicena. Mezclamos bien y ponemos de nuevo en el fuego. Dejamos que hierva unos minutos y que espese, sin dejar de remover.
Vertemos en cuencos individuales, tapamos con film transparente e introducimos en la nevera hasta que se enfríe. Una vez fría, destapamos, espolvoreamos con canela y servimos.

 Trucos y Consejos

Si fuese necesario, después de la cocción pasamos la batidora para que la natilla nos quede bien fina.

 Información Nutricional

Las natillas son un postre eminentemente lácteo, por lo que es ideal para niños por su alto contenido en calcio. Además, son muy fáciles de digerir. Si se quiere aligerar la receta se puede sustituir la leche entera por la descremada y reducir la cantidad de azúcar. También su puede optar por añadir dos huevos enteros y el tercero sin la yema.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina