Acompáñalas con una copa de manzanilla bien fría y disfruta de este manjar marino
Medio kilo de ortiguillas
aceite de oliva y 100 gr. de harina.

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

La elaboración de esta receta es muy rápida y sencilla. Y el buen resultado únicamente dependerá de la fritura, y de la calidad de las ortiguillas, claro está.

Ortiguillas fritas

 Así lo cocinamos

Lo primero que deberemos hacer es lavar bien las ortiguillas bajo el grifo. Las enharinamos y las freímos en una sartén con abundante aceite de oliva muy caliente.
Cuando alcancen un bonito color dorado las sacamos del aceite y las depositamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso e aceite de la fritura.
Las servimos en una fuente acompañadas con unas rodajas de limón.

 Trucos y Consejos

Las ortiguillas fritas maridan perfectamente con una copa de manzanilla bien fría, sin olvidar que comerlas con los dedos realza el sabor de éstas.

 Información Nutricional

La ortiguilla se considera un marisco, y como tal, posee un alto contenido en proteínas de calidad. Pero no debemos olvidar que éstas contienen un nivel relativamente alto de colesterol y purinas, dato que deberán considerar aquellas personas que tengan niveles elevados de ácido úrico.
De todas maneras, este alimento no es de consumo frecuente, y un capricho nos lo podemos permitir todos alguna vez.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina