Para potenciar el sabor de este plato, podemos poner al cordero un poco de romero y a las patatas un poco de pimentón dulce.
4 paletillas de cordero lechal
4 patatas
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 vaso de vino blanco
1 calabacín
1 berenjena
1 pimiento rojo
1 pimiento verde
sal
pimienta y aceite de oliva.
Calorías 178 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 11.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Una jugosa paletilla de cordero lechal puede ser un plato ideal para comer un día especial. En este caso, la presentamos con patatas y verduras.

 Así lo cocinamos

Por una parte, ponemos las paletillas en una bandeja de horno, las salpimentamos y las rociamos con aceite de oliva. Las metemos en el horno, a 180º durante 5 minutos. Entonces las sacamos, las regamos con el vino blanco y un poco de agua y seguimos asando, a 150º, durante 1 hora más.

Por otra parte, pelamos y cortamos las patatas en rodajas. Laminamos los ajos y cortamos la cebolla en juliana. En otra bandeja de horno, ponemos la cebolla y los ajos y, sobre ellos, extendemos las patatas. Salpimentamos el conjunto y lo rociamos con aceite de oliva. Horneamos a 150º hasta que las patatas estén hechas.

Por último, cortamos las verduras en daditos y las salteamos con un poco de aceite de oliva. Salpimentamos al gusto.

Servimos las paletillas recién sacadas del horno y acompañadas por las patatas y las verduras.

 Trucos y Consejos

Para potenciar el sabor de este plato, podemos poner al cordero un poco de romero y a las patatas un poco de pimentón dulce.

 Información Nutricional

La carne de cordero lechal destaca por su fácil digestibilidad, mejorando esta cualidad cuanto más joven sea el animal. Además, la carne de cordero es una excelente fuente de proteínas de alta calidad, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales.

Las patatas aportan a esta receta hidratos de carbono, mientras que las verduras suman vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidantes.

Hay que tener en cuenta, además, que el asado es una técnica que no precisa un empleo de grasa excesivo, por lo que si vigilamos la cantidad de aceite utilizada, se puede conseguir un plato de moderado aporte energético.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina