Los palmitos son los brotes tiernos de cierta clase de palmeras
8 palmitos cocidos
200 gr. de trucha ahumada en lonchas
50 gr. de mantequilla
50 gr. de harina
½ litro de leche caliente
50 gr. de queso Gruyère rallado
sal
pimienta y nuez moscada.
Calorías 43 kcal / 100gr
Proteína 2.5 gr / 100gr
Grasa 0 gr / 100gr
Hidratos de carbono 8 gr / 100gr
Índice glucémico 20

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Os proponemos ahora unos suculentos palmitos gratinados con trucha ahumada, un plato sencillo y rápido de elaborar con el cual podrás sorprender a todos los comensales.

 Así lo cocinamos

En primer lugar, vamos a preparar una bechamel ligera. Para ello, pon a fundir la mantequilla en una cazuela. Una vez fundida, añade la harina y rehoga el conjunto hasta que la harina se tueste ligeramente. Entonces, agrega la leche, una pizca de sal, nuez moscada y pimienta. Cocina a fuego suave sin parar de remover. Una vez tengamos la bechamel lista la reservamos.
Enrolla cada palmito con una loncha de trucha ahumada. Ahora colócalos en una fuente de horno y cúbrelos con la bechamel. Ya sólo nos queda añadir el Gruyère rallado por encima y gratinar a 200ºC hasta que la superficie quede bien dorada.

 Trucos y Consejos

Puedes emplear también salmón ahumado en lugar de la trucha.

 Información Nutricional

Los palmitos, el ingrediente principal de esta receta, son los brotes terminales tiernos de cierta clase de palmeras. Son de bajo valor calórico y contienen minerales como cinc, hierro, magnesio, manganeso y fibra. El resto de hortalizas que integran la receta, son ricas en vitaminas (C, ácido fólico y otras del grupo B), minerales entre los que destaca el potasio, en antioxidantes y también en fibra, que mejora el tránsito intestinal y que posee un alto valor saciante.
En la bechamel intervienen ingredientes como la harina y la mantequilla, que van a enriquecer esta salsa con energía procedente de los hidratos de carbono complejos y grasa, respectivamente. Por ello, nos encontramos ante una salsa algo calórica, si bien se puede reducir el contenido graso de la receta si empleamos leche desnatada.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina