También podemos adornar nuestro pan de higo con piñones, nueces, avellanas, etc.
2 kg. de higos secos
1/2 kg. de almendras
50 grs. de matalauva
30 grs. de canela en polvo
150 ml. de anís seco y 1 cáscara de naranja
Calorías 610 kcal / 100gr
Proteína 18.7 gr / 100gr
Grasa 54 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.3 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Os dejamos esta receta de un postre con mucha tradición, como es el pan de higos, elaborado a base de higos secos y almendras.

Pan de higo

 Así lo cocinamos

Trituramos los higos secos junto con la tercera parte de las almendras y le agregamos la canela, el anís seco, la matalauva y la cáscara de la naranja que previamente habremos frito.

Trituramos todo de nuevo y amasamos dándole forma de queso. Utilizamos el resto de las almendras para adornar.

Dejamos reposar unas horas antes de servir.

 Trucos y Consejos

También podemos adornar nuestro pan de higo con piñones, nueces, avellanas, etc.

 Información Nutricional

El valor nutritivo de los higos los convierte en un tesoro dietético, con virtudes terapéuticas recientemente comprobadas. La mayor riqueza de los higos son sus hidratos de carbono, con un 12% en los higos frescos y un 54% en los secos, con una proporción alta de azúcares simples, que suministran energía rápida, idónea para deportistas.

Pero además, los higos son la fruta, seca o fresca, que aporta una mayor cantidad de fibra, superando incluso a la ciruela.

No destacan especialmente por su aporte de proteínas (1,3 g/100 gramos en los frescos y 3,9 g/100 gramos en los secos), ni tampoco por su contenido en grasas (0,4 gramos los frescos y 1,3 gramos los secos).

Respecto a las calorías, cabe destacar que 100 gramos de higos frescos aportan 60 calorías y la misma cantidad de higos secos, 243.

En cuanto a vitaminas, los higos contienen un amplio surtido pero en pequeña cantidad. Las que se encuentran en una proporción algo más notable son las del grupo B, presentes en mayor medida en los higos secos.

El higo seco, al ser un alimento rico en potasio, ayuda a una buena circulación, regulando la presión arterial, por lo que es un alimento beneficioso para personas que sufren hipertensión. El potasio que contiene esta fruta ayuda a regular los fluidos corporales y puede ayudar a prevenir enfermedades reumáticas o artritis.

Tomar higo seco, al estar entre los alimentos ricos en fibra, ayuda a favorecer el tránsito intestinal. Incluir alimentos con fibra en la dieta, como esta fruta, también ayuda a controlar la obesidad. Además, es recomendable para mejorar el control de la glucemia en personas con diabetes, reducir el colesterol y prevenir el cáncer de colon.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina