El pargo es un pescado de carne blanca y tersa que nos va a aportar una buena cantidad de proteínas y ácidos grasos Omega 3
1 pargo de 1 kg.
2 tomates
2 cebollas
150 ml. de vino blanco
2 dientes de ajo
30 gr. de piñones
una rama de perejil
aceite de oliva
sal y pimienta negra recién molida.

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

A continuación os proponemos un pargo a la murciana. Como indica su nombre, esta receta es muy popular en la cocina de Murcia. Se trata de un plato sencillo de elaborar, pero que va a contener todo el sabor del mar. Esperamos que os guste!

Pargo a la murciana

 Así lo cocinamos

Con las espinas del pargo vamos a elaborar un caldo: Introduce las espinas en una olla con agua fría, una hoja de laurel y una cebolla. Una vez rompa a hervir, deja cocer durante 20 minutos y cuela el caldo. Resérvalo en caliente.
Corta la cebolla en juliana y sofríela junto con el ajo laminado en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla se encuentre bien pochada, añade el tomate troceado y sofríe durante 5 minutos. Ahora incorpora el vino blanco y un vaso de caldo de pescado. Deja hervir a fuego medio hasta que se haya reducido el líquido.
Coloca el sofrito anterior en una bandeja de horno. Sobre éste disponemos el lomo de pargo cortado en medallones.
Hornea a 180ºC durante 15 minutos, agregando un poco de caldo en caso de que fuera necesario.
Sirve al momento acompañado de unos piñones tostados y perejil picado.

 Trucos y Consejos

Si no encuentras pargo en el mercado, puedes emplear otros pescados similares, tales como la hurta, el sargo o el besugo.

 Información Nutricional

El pargo es un pescado de carne blanca y tersa. Este pescado semigraso nos va a aportar una buena cantidad de proteínas y ácidos grasos Omega 3, fundamentales a la hora de controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Este pescado contiene poca grasa, por lo que resulta ideal para incluir en dietas de control de peso.
Para cocinar este pargo, hemos empleado muy poca cantidad de aceite, por lo que el valor calórico de la receta apenas se va a ver incrementado.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina