El pargo es un pescado semigraso que nos va a aportar una buena cantidad de proteínas y ácidos grasos Omega 3
4 porciones de lomo de pargo de 200 gr. cada una
4 tomates maduros
8 pimientos del piquillo
4 dientes de ajo
unas ramitas de tomillo
aceite de oliva
sal.
Calorías 87 kcal / 100gr
Proteína 19.9 gr / 100gr
Grasa 0.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy acompañamos este noble pescado con un tradicional sofrito de pimientos del piquillo. En definitiva, se trata de un plato muy sencillo pero que contiene todo el sabor del mar. Buen provecho!

Pargo con pimientos del piquillo

 Así lo cocinamos

Lo primero que haremos será marcar el pargo por la parte de la piel en una plancha o sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva. Una vez la piel se encuentre bien dorada, damos la vuelta y marcamos por la otra cara. Reservamos.
Lamina los dientes de ajo y sofríelos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando éstos comiencen a tomar color, incorpora los tomates rallados y continúa sofriendo hasta que el tomate quede cocinado. Entonces, incorpora los pimientos del piquillo cortados en tiras y sofríe durante un par de minutos más. Pon a punto de sal y añade una pizca de azúcar en caso que el sofrito resultase demasiado ácido.
Introduce el lomo de pargo en el horno (200ºC) para terminar de cocinarlo (de 5 a 7 minutos).
Una vez el pargo esté cocinado y bien jugoso, emplátalo con la piel hacia arriba y acompáñalo con el sofrito de pimientos del piquillo.
Por último, decora con unas ramitas de tomillo fresco.

 Trucos y Consejos

Si no encuentras pargo en el mercado, puedes emplear otros pescados similares, tales como la urta, el sargo o el besugo.

 Información Nutricional

El pargo es un pescado de carne blanca y tersa. Este pescado semigraso nos va a aportar una buena cantidad de proteínas y ácidos grasos Omega 3, fundamentales a la hora de controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Este pescado contiene poca grasa, por lo que resulta ideal para incluir en dietas de control de peso.
Hoy acompañamos este sabroso pescado con un tradicional sofrito de tomate y pimientos del piquillo, dos ingredientes que van a enriquecer el plato con una importante cantidad de vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante. Entre estas últimas destaca la presencia de licopeno, pigmento carotenoide que le confiere al tomate su característico color rojo y que nos brinda con beneficiosas propiedades para nuestra salud.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina