Las verduras y hortalizas son alimentos que no deben faltar nunca en nuestra dieta, pues nos aportan una infinita cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante
4 patatas pequeñas
2 zanahorias
1 cebolla morada
8 tomatitos cherry
½ calabacín
rulo pequeño de queso de cabra
aceite de oliva virgen extra
sal
pimienta negra recién molida y orégano fresco.

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

A continuación, os cocinamos unas saludables verduras asadas con queso de cabra. Este modo de preparar las verduras las hace más atractivas para los más pequeños, los cuales no suelen hacer demasiadas migas con los vegetales. Además, las hortalizas empleadas en esta receta le van a dar un colorido toque al plato, haciéndolo muy apetecible.

 Así lo cocinamos

Empieza cortando las verduras. Este paso, aunque no lo parezca, es muy importante, ya que nos va a determinar la textura del plato, así como el éxito del mismo.
Las zanahorias y el calabacín los cortaremos en rombos más o menos gruesos. Las primeras las pelaremos con un pelador de patatas para que puedan lucir todo su color. El calabacín, al contrario que las zanahorias, no lo pelaremos. La cebolla la pelaremos y cortaremos por la mitad para acto seguido cortar cada una de las mitades en gajos más o menos gruesos. Los tomatitos los lavaremos, les retiraremos las hojitas y los cortaremos en dos mitades. Por otro lado, lava las patatas y sécalas bien para envolverlas en papel de aluminio. Ahora introdúcelas en el horno durante 30 minutos a 180 ºC.
Antes de disponernos a cocinar las verduras, escalda las zanahorias cortadas. Para ello, introdúcelas en agua hirviendo durante 2 minutos y, transcurrido ese tiempo, pásalas a un recipiente con agua y hielo. Con esto vamos a potenciar el color de la zanahoria.
Una vez tengamos las patatas horneadas, retira el papel de aluminio y sin pelarlas, córtalas en rodajas gruesas.
Para asar nuestras verduras vamos a emplear una parrilla o sartén con estrías. Unta ésta con aceite de oliva y comienza a marcar las hortalizas por tandas (primero las zanahorias, luego la cebolla,…). Lo que queremos conseguir al pasar las verduritas por la parrilla es, aparte de cocinarlas, “dibujarles” unas bonitas líneas tostadas, las cuales van a resultar muy decorativas.
Cuando ya tengamos todas las hortalizas marcadas, colócalas en un plato (apto para horno) de manera graciosa y, sobre éstas, añade dos o tres rodajitas de rulo de cabra.
Salpimenta e introduce en el horno hasta que el queso quede bien fundido y doradito.
Vierte unos hilos de aceite de oliva virgen sobre las verduras y el queso y decora con unas hojitas de orégano fresco.

Puedes sustituir el orégano por otras hierbas frescas como el romero o el tomillo. Si además viertes un poco de miel de flores sobre el queso, le darás un exquisito y agridulce toque al plato.

 Trucos y Consejos

Si asas las verduras a la barbacoa, las brasas de carbón le proporcionarán un delicioso punto ahumado a nuestro plato…

 Información Nutricional

Las verduras y hortalizas son alimentos que no deben faltar nunca en nuestra dieta, pues nos aportan una infinita cantidad de vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante, muy beneficiosas para nuestra salud.
En esta ocasión hemos asado nuestras verduras. Esto no sólo no va a incrementar el contenido calórico del plato sino que además, tanto las propiedades nutricionales como organolépticas, apenas van a verse afectadas.
El queso de cabra, por su parte, va aenriquecer nuestra parrillada con una buena cantidad de proteínas,pero tambiénva a aportar grasas al plato.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina