Es una receta muy completa, y junto a una ensalada y una pieza de fruta como postre, resulta una comida muy equilibrada
300 gr. de macarrones
1 cebolla
2 dientes de ajo
1 zanahoria
1 pimiento verde
1 tomate maduro
1 calabacín
100 ml. de vino blanco
3 huevos
150 ml. de nata para cocinar
200 gr. de jamón cocido
parmesano rallado
aceite de oliva y sal.
Calorías 359 kcal / 100gr
Proteína 12.7 gr / 100gr
Grasa 1.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 72.3 gr / 100gr
Índice glucémico 50

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy presentamos los macarrones en forma de pastel, obteniendo como resultado un plato de pasta con una presentación muy original y atractiva.

Pastel de macarrones

 Así lo cocinamos

Pon a cocer los macarrones en una olla con abundante agua hirviendo y una pizca de sal.
Mientras se cuecen los macarrones, sofríe en una cazuela baja con un poco de aceite de oliva las hortalizas, las cuales habremos picado en brunoise previamente. Una vez estén bien pochadas las verduras, añade el vino blanco y sube el fuego para que se evaporen los alcoholes del vino.
En un bol, echa los huevos junto con la nata y bate con energía. Ahora agrega el jamón cocido cortado en daditos.
Una vez los macarrones estén “al dente”, escúrrelos y colócalos en un bol grande. Añádele ahora el sofrito de verduras y, por último, el batido de huevos, jamón cocido y nata. Mezcla el conjunto y colócalo en una bandeja refractaria.
Espolvorea con parmesano rallado e introduce en el horno, precalentado a 180ºC, hasta que la superficie del pastel quede bien dorada.

 

 Trucos y Consejos

Este pastel puedes elaborarlo con otros tipos de pasta. Prueba a sustituir los macarrones por espirales, o incluso por fideos del número 4.

 

 Información Nutricional

Los macarrones, al igual que el resto de pastas, son una rica fuente de hidratos de carbono. Ello hace que nos encontremos ante un plato con un elevado valor energético, por lo que podría recomendarse a todas aquellas personas que requieran un plus de energía (niños, adolescentes, deportistas…).
Para elaborar el sofrito nos hemos servido una buena cantidad de hortalizas, que van a enriquecer el pastel con vitaminas, minerales, fibra y sustancias de acción antioxidante.
En cuanto al jamón cocido, al igual que los huevos, nos aportará proteínas de gran valor biológico.
También encontramos nata entre los ingredientes de este pastel, que es rica en grasa y proteínas.
Es una receta muy completa, y junto a una ensalada y una pieza de fruta como postre, resulta una comida muy equilibrada.

 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina