Al igual que casi todas las aves, las perdices son de carne magra y su grasa se concentra principalmente en su piel
1 perdiz
½ Kg. de aleta de ternera picada
¼ kg. de magro de cerdo picado
50 gr. de jamón ibérico cortado en tiras
ralladura de trufa negra
6 huevos
1 vaso de jerez
½ litro de vino blanco
½ kg. de huesos de vaca
1 zanahoria
1 puerro
1 ramita de tomillo
1 hoja de gelatina.
Calorías 110 kcal / 100gr
Proteína 22 gr / 100gr
Grasa 2.3 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Aprovechando que nos encontramos en plena temporada de caza, cocinamos hoy un delicioso pastel de perdiz, una elaboración algo entretenida de preparar, aunque con un resultado delicioso. Es perfecto para ofrecer a tus invitados en ocasiones especiales.

 Así lo cocinamos

En un bol, mezcla las carnes de ternera y cerdo picadas. Añade a esta mezcla el jerez, los huevos, la sal y la pimienta. Remueve bien hasta obtener una pasta homogénea.
Extiende un paño limpio sobre la encimera y coloca sobre éste un tercio de la mezcla anterior. Encima disponemos las tiras de jamón, alternándolas con ralladura de trufa y trozos de carne de perdiz cruda. Se vuelve a poner carne picada y otra capa de jamón, perdiz y trufas. Finalmente se cubre todo con el resto de la carne picada y se enrolla el trapo, dándole una forma atractiva a la carne. Se atan las puntas son una cuerda y se cose la abertura lateral, de manera que quede un rulo bien prensado.
Tuesta los huesos de vaca en una olla con un poco de aceite. Una vez tostados, incorpora la zanahoria, el puerro, el tomillo y la sal. Una vez pochadas las verduras, añade el vino blanco y agua hasta cubrir.
Sumerge el rulo en el caldo obtenido y deja cocer a fuego muy suave durante 3 horas.
Transcurridas las 3 horas, retira del caldo y deja reposar en lugar frío durante un mínimo de 4 horas.
Mientras reposa el pastel, cuela el caldo y añádele una hoja de gelatina, la cual habremos remojado previamente en agua fría. Mezcla bien y deja reposar en el frigorífico hasta que cuaje.
Una vez el pastel se haya enfriado, desenvuélvelo y córtalo en rodajas.
Acompaña con la gelatina y unas hojas de lechuga.

 Trucos y Consejos

Es recomendable ponerle algo de peso al pastel durante el tiempo de reposo. Ello ayudará a que el pastel quede más compacto.

 Información Nutricional

Al igual que casi todas las aves, las perdices son de carne magra y su grasa se concentra principalmente en su piel. Aporta proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y minerales como el potasio o el hierro, y contiene una cantidad más elevada de colesterol que el pollo, por lo que se aconseja rebajar la contundencia del plato con una buena ración de verduras u hortalizas.
En la elaboración de este pastel intervienen también la carne de ternera, el magro de cerdo y los huevos, los cuales van a aportar a la receta aún más proteínas.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina