Para que el pastel quede bien hay que conseguir una base consistente. Si no se seca lo suficiente, podemos aumentar las hora de horneado.
Para la base: ½ vaso de avellanas crudas, ½ vaso de almendras crudas, 1 plátano y leche de avellanas o almendras. Para el relleno: ½ vaso de anacardos crudos, 1 plátano, 6 fresas, 6 moras, 6 frambuesas y leche de soja.
Calorías 610 kcal / 100gr
Proteína 18.7 gr / 100gr
Grasa 54 gr / 100gr
Hidratos de carbono 5.3 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Postres y pertenece a los platos de la cocina Vegetariana. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Postre.

Hoy os proponemos un sencillo pastel para que puedan disfrutar de él as personas que sigan una dieta vegetariana. Esperamos que os guste.

 Así lo cocinamos

Preparamos la base del pastel triturando todos los ingredientes sólidos en la batidora. Vamos añadiendo la leche poco a poco hasta conseguir una pasta con consistencia. No puede quedar demasiado líquida.

Con esta pasta rellenamos la base y las paredes de un molde (es más fácil si utilizamos un molde desmontable). Lo cocinamos en el horno, a 140º durante 1 hora. Pasado ese tiempo, lo sacamos del horno, lo dejamos enfriar para que se seque bien la pasta.

Mientras tanto, trituramos los ingredientes sólidos del relleno, reservando algunas frutas para decorar, y vamos añadiendo leche de soja poco a poco, hasta conseguir la consistencia deseada.

Desmoldamos la base del pastel y ponemos dentro el relleno. Lo enfriamos en la nevera para que adquiera consistencia y lo decoramos con la fruta reservada.

 Trucos y Consejos

Para que el pastel quede bien hay que conseguir una base consistente. Si no se seca lo suficiente, podemos aumentar las hora de horneado.

 Información Nutricional

Los frutos secos aportan gran cantidad de proteínas y grasas saludables, puesto que son insaturadas, las más convenientes para mantener controlada la tasa de colesterol, aunque tienen un índice calórico nada despreciable. La fruta con la que hemos hecho el relleno está cargada de vitaminas y minerales, por lo que este postre resulta bastante saludable y apto para vegetarianos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina