Los chocos contienen muy poca grasa y son una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, así como de hierro, magnesio, sodio, fósforo y vitaminas de grupo A, B y E
Un choco de 1 kg.
5 kg. de patatas
2 pimientos verdes
dos cebollas
2 dientes de ajo
un tomate maduro
4 huevos
2 hojas de laurel
una cucharada de pimentón
pimienta negra en grano
un vaso de vino blanco seco
sal
agua y aceite de oliva.
Calorías 72 kcal / 100gr
Proteína 16.1 gr / 100gr
Grasa 0.9 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pescados y mariscos y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Este es quizás uno de los platos más populares de la provincia de Huelva. Su origen proviene de los pescadores, que necesitaban un plato energético que les entonase el cuerpo durante lo fríos días invierno.

 Así lo cocinamos

Comienza elaborando el refrito: Pica las cebollas y los ajos y añádelos a una cazuela con un chorro de aceite. Una vez esté bien pochado, añade los pimientos verdes cortados en cuadrados. A continuación, añade el pimentón, y acto seguido, el tomate picado. Sofríe el conjunto hasta que el tomate quede bien cocinado.
Es el momento de incorporar el choco, limpio y cortado en dados, y las patatas, peladas y cortadas como para guiso. Rehoga bien el conjunto y añade el vino blanco. Sube el fuego para evaporar el alcohol.
Ahora vierte el agua, hasta casi cubrir las patatas, y condimenta con las especies y la sal. Baja el fuego y cocina suavemente hasta que las patatas queden bien tiernas.
Colocamos sobre el guiso un huevo pasado por agua: Introduce el huevo en un cazo con agua fría y sal. Una vez rompa a hervir el agua, dejaremos cocer durante 4 minutos. Sacamos del agua, refrescamos bajo el grifo y pelamos.
Servir bien caliente.

 Trucos y Consejos

Si el guiso te ha quedado demasiado acuoso puedes machacar algunas patatas de la cazuela para que éste quede más espeso.

 Información Nutricional

Al igual que todos los guisos, si lo consumes al día siguiente éste estará mucho más sabroso.

Acabamos de elaborar un sabroso y nutritivo guiso de patatas con chocos. Las primeras van a enriquecer el plato con una buena cantidad de hidratos de carbono complejos, los cuales ponen el punto energético a esta receta. Por su parte, los chocos contienen muy poca grasa y son una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, así como de hierro, magnesio, sodio, fósforo y vitaminas de grupo A, B y E.
En cuanto a las verduras que hemos empleado para elaborar el refrito, van a aportar más vitaminas, minerales y sustancias de acción antioxidante.
Este guiso se convierte por tanto en una opción bastante equilibrada, ya que contiene un importante abanico de nutrientes.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina