Tanto el foie como la nata son ricos en grasas saturadas, que van a elevar el contenido calórico de la receta
8 patatas pequeñas
200 ml. de nata líquida
2 yemas de huevo
un hígado de pato
brandy
vino de Oporto
lechugas variadas
sal
azúcar
pimienta y nuez moscada.

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Ahora os mostramos cómo cocinar unas deliciosas patatas rellenas de foie, un plato sabroso y energético que gustará a todos. Que salgan ricas!

Patatas gratinadas rellenas de foie

 Así lo cocinamos

El día anterior a la elaboración, desvena el hígado y condiméntalo con nuez moscada, pimienta, sal, azúcar y un poco de brandy y Oporto. Envuélvelo en film transparente y luego en papel de aluminio. Resérvalo en el frigorífico durante 24 horas.
Al día siguiente, introduce el hígado ya macerado en una olla con agua hirviendo (sin retirarle sus envoltorios). Apaga el fuego y déjalo sumergido en el agua durante 10 minutos. Transcurrido este tiempo, pásalo a un recipiente con agua y hielo hasta enfriarlo y lo reservamos.
Lava las patatas y ponlas a cocer. Una vez cocidas, enfríalas, pélalas, córtalas longitudinalmente por la mitad y vacíalas con la ayuda de una cucharilla.
Pon a hervir la nata junto con los restos de patata. Ahora tritura lo anterior con el hígado macerado y cortado en daditos. Pon la mezcla obtenida a punto de sal y pimienta y añádele las yemas de huevo. Integra bien y rellena con esta mezcla las patatas. Introduce en el horno precalentado a 180ºC y gratina hasta que las patatas queden bien doradas.
Emplata las patatas gratinadas y acompaña con un centro de lechugas variadas y aliñadas al gusto.

 Trucos y Consejos

Para que las patatas no se deshagan al cocerlas, es fundamental que éstas cuezan suavemente.

 Información Nutricional

El ingrediente protagonista de esta receta es la patata, un tubérculo que destaca por su alto contenido en hidratos de carbono complejos, que se complementan con las proteínas de la nata, las yemas de huevo y el hígado de pato.
Hay que tener en cuenta que tanto el foie como la nata son ricos en grasas saturadas, que van a elevar el contenido calórico de la receta.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina