La patata es un alimento saludable, nutritivo y de sabor suave que gusta a comensales de todas las edades
2 patatas grandes, 1 huevo, 100 gr. de harina para rebozar. Para la salsa: 2 dientes de ajo, unas ramitas de perejil, 100 gr. de gambas peladas, 50 gr. de guisantes, 1 vaso de agua, 1 cucharada rasa de harina, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen y sal.
Calorías 77 kcal / 100gr
Proteína 1.7 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 16 gr / 100gr
Índice glucémico 65

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

 Así lo cocinamos

Pelamos y cortamos las patatas en rodajas para, acto seguido, cocerlas en agua con sal. Una vez cocidas, las escurrimos, enharinamos, pasamos por huevo batido y las freímos en abundante aceite.

Elaboración de la salsa:

Doramos un ajo picado en una sartén con aceite de oliva. Añadimos una cucharada de harina y rehogamos ésta hasta deshacer todos los grumos. Ahora añadimos un puñado de perejil picado, las gambas peladas y los guisantes. Vertemos un vaso de agua y dejamos cocinar a fuego lento hasta que espese. Ponemos a punto de sal.

Disponemos las patatas rebozadas en un plato y cubrimos éstas con la salsa. Servir caliente.

 Trucos y Consejos

Podemos también sumergir las patatas rebozadas en la salsa y darles un hervor de 5 minutos para que éstas queden más tiernas y sabrosas.

 Información Nutricional

Este plato nos enseña que la patata, la eterna acompañante, no sólo sirve como guarnición, sino que puede ser una digna protagonista en las más variopintas recetas. Es un alimento saludable, nutritivo y de sabor suave que gusta a comensales de todas las edades. Fuente potente de hidratos de carbono complejos, la patata se combina en este plato con los guisantes, una leguminosa que además de hidratos de carbono aporta fibra y proteínas. Conviene hervirlos poco para que conserven todas sus propiedades. Las gambas completan este plato con un aporte de proteína animal, aunque no conviene excederse en la cantidad, ya que contienen ácido úrico (culpable de enfermedades como la gota) y colesterol.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina