La protagonista indiscutible de la receta que nos ocupa es la patata, un tubérculo que destaca principalmente por su elevado contenido en hidratos de carbono complejos
8 patatas medianas, 300 gr. de carne de ternera picada, 2 dientes de ajo, perejil fresco, pimienta negra recién molida, 1 huevo, 1 rebanada de pan de molde sin corteza remojada en leche. Para la salsa: 1 cebolla, 1 diente de ajo, 1 hoja de laurel, ½ vaso de vino blanco seco y dos vasos de caldo de verduras.
Calorías 77 kcal / 100gr
Proteína 1.7 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 16 gr / 100gr
Índice glucémico 65

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La combinación de dos alimentos tan nutritivos como son las patatas y la carne, hace de esta receta un sabroso plato único y nos enseña una manera diferente de saborear estos alimentos que se emplean en la cocina diaria.

Patatas rellenas

 Así lo cocinamos

En un bol, coloca la carne picada con la rebanada de pan remojada en leche, los dientes de ajo bien picados, el huevo, sal, pimienta y un buen puñado de perejil picado. Ahora mezcla bien hasta conseguir una masa bien homogénea, la cual taparemos y reservaremos en el frigorífico.
Pela las patatas y, con la ayuda de un “sacabolas” o cuchara de café, vacíalas con cuidado de no romperlas.
Rellena las patatas vaciadas con la masa de carne aliñada. Ahora pásalas por huevo batido y harina (en ese orden). Una vez rebozadas, fríelas en abundante aceite de oliva, hasta que queden bien doradas.
Pica la cebolla y sofríela junto con el ajo también picado en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté bien pochada, agrega el vino blanco, el caldo de verduras y la hoja de laurel. Sumerge en esta salsa las patatas rellenas y fritas.
Cuando rompa a hervir, baja el fuego y cocina suavemente hasta que la salsa reduzca un poco y las patatas queden bien tiernas (unos 20 minutos).

 Trucos y Consejos

No tires los restos de patata que te sobraron al vaciar éstas, podrán servirte para elaborar un delicioso puré casero.

 Información Nutricional

La protagonista indiscutible de la receta que nos ocupa es la patata, un tubérculo que destaca principalmente por su elevado contenido en hidratos de carbono complejos, en especial almidón. En esta ocasión, las patatas las hemos frito tras rellenarlas, lo cual va a provocar un incremento del contenido calórico y graso del plato.
En cuanto a la carne del relleno, va a enriquecer la receta con un buen número de proteínas animales, de gran valor biológico, así como vitaminas del grupo B y minerales como el hierro o el zinc.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina