La patata es un alimento que, gracias a su sabor neutro, permite combinarlo con multitud de alimentos
4 patatas nuevas
perejil
romero
tomillo
aceite de oliva para freír y sal

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Las crónicas culinarias que hacen referencia al origen de las patatas soufflé mencionan que fue debido a un error culinario. El fenómeno ocurrió en 1837 en la inauguración de la línea ferroviaria de París a Saint-Germain-en-Lay.

 Así lo cocinamos

La elaboración de estas patatas es bien sencilla. Lo primero que tendremos que hacer es pelar las patatas. Una vez peladas, córtalas en rodajas de medio centímetro de grosor. Primero freiremos las patatas en aceite no demasiado caliente, hasta que queden tiernas. Entonces, escúrrelas y resérvalas. Sube la temperatura del aceite hasta que éste comience a humear y vuelve a sumergir las patatas en él. Las patatas estarán listas cuando se inflen y queden bien doradas.
Para terminar, espolvoréalas con romero, tomillo y perejil, todo ello finamente picado.

 Trucos y Consejos

Para que las patatas se “inflen” bien es muy importante que las friamos en varias tandas, sin amontonarlas.

 Información Nutricional

La patata es un alimento que, gracias a su sabor neutro, permite combinarlo con multitud de alimentos, constituyendo una excelente guarnición para carnes y pescados.
Son ricas en hidratos de carbono y apenas contienen grasa. Sin embargo, al freírlas su valor calórico va a verse incrementado de manera considerable.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina