La pechuga de pollo es una de las carnes que menos grasa contiene
2 pechugas abiertas de 300 gr. cada una
2 dientes de ajo
el zumo de un limón
2 tomates
1 cebolla morada
200 gr. de brotes variados (rúcola
berros
espinacas
canónigos
etc.)
una rama de perejil
aceite de oliva virgen
vinagre de Jerez y sal.
Calorías 113 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 3.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

La pechuga de pollo es una de las carnes que menor contenido calórico posee. En esta receta la acompañamos con una ensalada sencilla, que va a enriquecer el plato con vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes. El resultado es una receta muy equilibrada e hipocalórica, muy recomendable para aquellas personas que estén siguiendo dietas de control de peso.

Pechuga de pollo asada con ensalada

 Así lo cocinamos

En un bol, mezcla los dos dientes de ajo con el perejil picado y el zumo de limón. Dispón las pechugas en una fiambrera, rocíalas con el aliño anterior, pon la tapadera y deja macerar durante un par de horas en el frigorífico.
Transcurrido el tiempo, escurriremos las pechugas y las cocinaremos a fuego vivo en una plancha o sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva.
Cuando las pechugas estén bien doradas por ambas caras, las emplataremos y acompañaremos con una ensalada de brotes con tomate y cebolla morada, que habremos aliñado previamente con una vinagreta común.

 

 Trucos y Consejos

Si quieres que los brotes queden bien firmes y crujientes, sumérgelos en agua con abundante hielo y escúrrelos bien antes de aliñarlos.

 

 Información Nutricional

La pechuga de pollo es una de las carnes que menos grasa contiene.  Además, debido a sus múltiples posibilidades culinarias, es muy apreciada por los hogares españoles y, en especial, por el público infantil.
En definitiva, se trata de un plato rico en proteínas de calidad, hierro de fácil absorción, vitaminas del grupo B y en otros minerales como el potasio, que procede de las verduras. Éstas también aportan fibra, que mejora el tránsito intestinal.

 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina