El pollo picantón se sacrifica al mes de edad, lo cual explica su reducido tamaño y su carne suave y tierna
4 pollos picantones
200 gr. de champiñones pequeños
100 gr. de beicon
16 cebollitas
unas ramitas de tomillo
aceite de oliva
100 ml. de vino blanco y sal.
Calorías 166 kcal / 100gr
Proteína 19.8 gr / 100gr
Grasa 9.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Ahora os proponemos unos picantotes con cebollitas y champiñones, un plato sabroso, sencillo y al cual no deberemos invertirle demasiado tiempo en la cocina. Que os salga rico!

Picantones con cebollitas y champiñones

 Así lo cocinamos

Sazona los picantotes y dóralos en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Una vez los tengamos bien dorados, retíralos de la cazuela y resérvalos.
Añade a la cazuela anterior las cebollitas peladas, los champiñones lavados, el beicon cortado en juliana y las ramitas de tomillo.
Rehoga el conjunto durante 5 minutos y añade el vino blanco.
Cuando se haya consumido el vino blanco, agrega un vaso de agua, coloca la tapadera y deja cocer a fuego suave hasta que los picantotes estén tiernos. Añade un poco más de agua si fuera necesario.
Emplata cada picantón en un plato, acompaña con las cebollitas y los champiñones, y espolvorea con perejil fresco picado.

 Trucos y Consejos

Esta receta puedes hacerla con otras aves, como, faisanes, perdices o codornices. Todas quedarán igualmente ricas!

 Información Nutricional

El pollo picantón se sacrifica al mes de edad, lo cual explica su reducido tamaño y su carne suave y tierna. Posee muy poca grasa, siempre y cuando lo consumamos sin piel. Si suave sabor nos permite combinarlo con multitud de alimentos.
En esta receta acompañamos el picantón con cebollitas y champiñones. Estos últimos son una estupenda fuente de fósforo, vitamina B2 y proteínas, aunque hay que decir que estas últimas contienen purinas, por lo que se debe moderar el consumo de estas setas en caso de padecer hiperuricemia o gota.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina