Si quieres darle un toque especial a este estofado, añade una onza de chocolate puro antes de tapar la cazuela y dejar cocer.
1 pierna de cordero troceada
6 cebollas pequeñas
1 cabeza de ajos
1 tomate maduro
1 hoja de laurel
pimienta negra en grano
1 clavo de olor
1 vaso de vino blanco
1 vaso de aceite de oliva
1 vaso de agua y sal.
Calorías 178 kcal / 100gr
Proteína 18 gr / 100gr
Grasa 11.8 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Aquí tienes otra opción para preparar una jugosa pierna de cordero más allá del típico asado.

Pierna de cordero estofada

 Así lo cocinamos

Ponemos el aceite en una sartén y, cuando esté caliente, echamos la carne, las cebollas peladas y enteras y los ajos enteros pero con un corte en el centro, para que no salten.

Vamos removiendo y, conforme se vayan dorando los ingredientes, los vamos sacando y poniendo en una cazuela en la que tendremos preparado el agua y el vino al fuego.

En la misma sartén freímos las patatas peladas y troceadas. Cuando estén hechas, las incorporamos a la cazuela.

Por último, en el mismo aceite de la sartén freímos el tomate entero y lo echamos a la cazuela, junto con un poco del aceite.

Terminamos el estofado añadiendo a la cazuela el laurel, el clavo, unos granos de pimienta y una pizca de sal. Tapamos y dejamos cocinar hasta que la carne esté tierna. Si es necesario, añadiremos más agua y vino para que no se seque.

 

 Trucos y Consejos

Si quieres darle un toque especial a este estofado, añade una onza de chocolate puro antes de tapar la cazuela y dejar cocer.

 Información Nutricional

La carne de cordero es una excelente fuente de proteínas de alta calidad, ya que contiene todos los aminoácidos esenciales. Sin embargo, es rica en ácidos grasos saturados, lo que hace que sea una de las carnes más jugosas y sabrosas. Sin embargo, por este motivo no se indica su consumo para aquellas personas que padezcan de problemas cardiovasculares.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina