Los pimientos del piquillo destacan por ser una estupenda fuente de vitamina C
8 pimientos del piquillo
2 latas de atún en aceite de oliva
1 cebolla
80 gr. de mantequilla
80 gr. de harina
1 litro de leche
sal
pimienta y nuez moscada.
Calorías 208 kcal / 100gr
Proteína 25 gr / 100gr
Grasa 12 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

Estos pimientos del piquillo rellenos de atún son un plato barato y sencillo de preparar. Además, suponen un entrante perfecto para ofrecer a tus invitados.

Pimientos del piquillo rellenos de atún

 Así lo cocinamos

Funde la mantequilla en una sartén y sofríe en ella la cebolla bien picada. Una vez la cebolla esté pochada, incorpora la harina y rehoga el conjunto hasta que la harina quede bien disuelta. Entonces, agrega la leche caliente y cocina a fuego suave, removiendo sin parar para que la bechamel no se adhiera a la base de la sartén. Cuando la bechamel haya adquirido el espesor deseado, ponla a punto de sal, pimienta y nuez moscada. Añádele ahora el atún desmigado y bien escurrido. Mezcla bien y reserva en el frigorífico.
Una vez fría la masa, rellena con ella los pimientos del piquillo.
Justo antes de servir introduciremos los pimientos rellenos en el horno para darles un golpe de calor.

 Trucos y Consejos

El secreto para conseguir una buena bechamel consiste en cocinarla a fuego muy suave y sin cesar de remover.

 Información Nutricional

El principal ingrediente de esta receta es el pimiento del piquillo. Éstos destacan por ser una excelente fuente de vitamina C. Además, su color rojo se debe a la alta presencia en su composición del licopeno, un pigmento al cual se le atribuyen beneficiosas propiedades antioxidantes.
El relleno de estos pimientos lo hemos elaborado a base de atún en aceite y bechamel. El primero es un pescado azul, y como tal, destaca por su elevado contenido en ácidos grasos Omega 3, que nos ayudan a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. Éste es, además, una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico. En la elaboración de la bechamel intervienen ingredientes como la harina y la mantequilla, que van a enriquecer esta salsa con energía procedente de los hidratos de carbono complejos y grasa, respectivamente.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina