El pimporrete puede tomarse como plato principal, como acompañamiento y guarnición de un segundo plato o como salsa.
3 tomates
200 grs. de pan
1 diente de ajo
2 huevos duros
vinagre y sal
Calorías 23 kcal / 100gr
Proteína 0.8 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 3.5 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Entrante.

El pimporrete es un plato parecido al salmorejo cordobés, pero no lleva aceite. Es un plato económico, sencillo y cómodo, tanto a la hora de preparar como de conservar.

Pimporrete

 Así lo cocinamos

Majamos todos los ingredientes (los tomates y los ajos pelados) o los pasamos por la batidora.

Colocamos la mezcla obtenida en un plato y adornamos con huevo duro picado.

 Trucos y Consejos

El pimporrete puede tomarse como plato principal, como acompañamiento y guarnición de un segundo plato o como salsa.

 Información Nutricional

El pimporrete constituye una fuente natural de antioxidantes, gracias al aporte de los tomates. El tomate es una fuente interesante de fibra, minerales como el potasio y el fósforo, y de vitaminas, entre las que destacan la C, E, provitamina A y vitaminas del grupo B, en especial B1 y niacina o B3. Además, presenta un alto contenido en carotenos como el licopeno, pigmento natural que aporta al tomate su color rojo característico.

La vitamina E, al igual que la C, tiene acción antioxidante, y ésta última además interviene en la formación de colágeno, glóbulos rojos, huesos y dientes. También favorece la absorción del hierro de los alimentos y aumenta la resistencia frente las infecciones.

La vitamina A es esencial para la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, los huesos y para el buen funcionamiento del sistema inmunológico, además de tener propiedades antioxidantes.

La niacina o vitamina B3 actúa en el funcionamiento del sistema digestivo, el buen estado de la piel, el sistema nervioso y en la conversión de los alimentos en energía.

El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, además de intervenir en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.

Por su parte, el ajo confiere un efecto vasodilatador, siendo muy beneficioso para la circulación sobre todo en épocas de calor como el verano.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina