También puedes pasar la salsa por el pasapuré y servir las albóndigas con la salsa.
1 kg. de carne picada
1 huevo
perejil
2 dientes de ajo
pimienta
sal
pan rallado
100 ml. de leche
aceite de oliva
2 manzanas
½ cebolla
100 ml. de vino blanco.
Calorías 311 kcal / 100gr
Proteína 16.2 gr / 100gr
Grasa 26.6 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Carnes y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Hoy preparamos unas albóndigas con un acompañamiento muy original: manzanas y además lo presentamos de manera diferente: en pinchito.

Pinchito de albóndigas con manzanas

 Así lo cocinamos

Picamos el ajo y se lo añadimos a la carne, añadimos también el huevo batido, la pimienta, el perejil, la sal y tres cucharadas de pan rallado. Agregamos también la leche. Tapamos la mezcla con papel film y dejamos en la nevera hasta el día siguiente. Pasado el tiempo, hacemos bolitas con las albóndigas y vamos friendo en aceite de oliva caliente.
Ahora, partimos la cebolla y pelamos y cortamos las manzanas. En una sartén con unas gotas de aceite de oliva, las sofreímos a temperatura baja. Cuando se doren agregamos el vino blanco y mantenemos a fuego lento. Añadimos las albóndigas a la salsa y dejamos unos 15 minutos.
Colocamos de manera alternativa en las brochetas una albóndiga y un trozo de manzana. Ya tenemos listo nuestro plato.

 Trucos y Consejos

También puedes pasar la salsa por el pasapuré y servir las albóndigas con la salsa.

 Información Nutricional

La carne de cerdo es buena y sustanciosa de cualquier forma que se prepare. El lomo es una de las partes más consumidas de este animal, y suele ser uno de los platos favoritos de los niños. Es un alimento que aporta proteínas de buena calidad y su contenido en grasa es bajo, por lo que está indicado en dietas de control de peso, siempre que se cocine con poca grasa. La carne de cerdo destaca por su aporte de vitamina B1. Las manzanas, por su parte, son ricas en vitamina E, antioxidante que interviene en la estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. También contienen una importante cantidad de fibra, que mejora el tránsito intestinal, y posee elementos fotoquímicos como flavonoides y quercetina, que le confieren extraordinarias propiedades antioxidantes.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina