La carne de la pintada va a aportar proteínas de alto valor biológico, así como algunas vitaminas del grupo B y minerales
Una pintada troceada
un vaso de vino blanco
2 dl de aceite oliva
100 gr. de harina
10 almendras crudas
una yema de huevo cruda
dos de huevos cocidos
100 gr. de cebolla
1 diente de ajo
1 ramita de perejil
1 hoja de laurel
sal
pimienta negra recién molida
3 dl de caldo de verduras.

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La pintada es un ave de pequeño tamaño conocida también como “gallina de Guinea”. Procede del oeste de África y tiene un delicado sabor a almizcle que la hace muy sabrosa.

Pintada en pepitoria

 Así lo cocinamos

Salpimentamos los trozos de pintada y los enharinamos.
Los sofreímos en aceite muy caliente en una sartén y una vez dorados los escurrimos sobre un papel de cocina.
Introducimos en una cazuela.
En la sartén dejaremos un poco de aceite para sofreír la cebolla bien picada; cuando esté dorada, la vertemos en la cazuela añadiendo también el agua y el vino hasta cubrir la pintada, además del laurel y el perejil.
Dejamos cocer durante tres cuartos de hora o más si se precisa, y se remueve con frecuencia para que no se pegue la harina.
Escaldamos las almendras para quitarles la piel y las picamos junto con el ajo y las dos yemas de huevo cocido; lo mezclamos dentro de un poco de caldo caliente y lo agregamos a la pintada para cocer en la cazuela durante 10 minutos.

 Trucos y Consejos

Una estupenda guarnición para este plato son unas verduras cocidas y horneadas. Para ello, puedes usar patatitas baby, calabacín, zanahoria, etc.

 Información Nutricional

La carne de la pintada va a aportar proteínas de alto valor biológico, así como algunas vitaminas del grupo B y minerales.
En este plato, en el que si se tiene cuidado con el aceite del sofrito no tiene porqué resultar graso, el sabor suave de la pintada combina muy bien con la guarnición vegetal. Son precisamente los vegetales los que pueden enriquecer enormemente la receta aportando vitaminas del grupo B, antioxidantes, minerales y fibra.
Además, el acompañamiento de verduras contribuye a aumentar la sensación de saciedad y a disminuir la ración de proteínas animales que siempre van asociadas a las grasas saturadas, nutriente que ingerimos en exceso y que conviene disminuir con el fin de mejorar la salud cardiovascular.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina