El pisto es una de las preparaciones más tradicionales elaborada a base de verduras, y puede servir tanto de plato principal o como guarnición para muchas recetas
100 gr. de tocino entreverado o jamón
1 cebolla
2 calabacines grandes
2 tomates maduros grandes
2 pimientos verdes grandes
4 cucharadas de aceite de oliva y pimienta negra molida
2 patatas
4 huevos.
Calorías 232 kcal / 100gr
Proteína 14 gr / 100gr
Grasa 20 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.2 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

El pisto es uno de los platos más tradicionales de la cocina española. En su origen, el plato posiblemente fuera cocinado por los campesinos de La Mancha al aire libre con los productos de la huerta que estaban más accesibles.

 Así lo cocinamos

Cortamos en daditos el tocino, o el jamón (ibérico), y lo freímos en una cazuela de barro.
Cuando éste quede bien frito, añadimos la cebolla cortada en juliana y los pimientos lavados, sin semillas y cortados en cuadrados grandes.
Una vez tengamos la cebolla y los pimientos casi fritos, incorporamos los calabacines cortados en dados (con piel).
Salteamos y cocinamos el junto durante un par de minutos. Añadimos el tomate pelado y picado y dejamos cocinar hasta que el conjunto quede bien frito. Salpimentamos y servimos en el plato.
Sobre el pisto dispondremos un huevo frito y, alrededor de éste, unos dadito de patata frita.

 Trucos y Consejos

Cocina el pisto de un día para otro, quedará mucho más sabroso!

 Información Nutricional

El pisto es una de las preparaciones más tradicionales elaborada a base de verduras, y puede servir tanto de plato principal, si se incluye algún ingrediente proteico, o como guarnición para muchas recetas.
El tocino es un alimento que aporta fundamentalmente grasa, sobre todo de tipo saturada, y es fuente de sodio. No está aconsejado en dietas de bajo contenido graso ni recomendado en caso de hipertensión. Se puede sustituir por jamón serrano para disminuir el contenido lipídico, pero no hay que olvidar que este alimento también contiene bastante sal.
Las verduras nos obsequian con sustancias muy beneficiosas para la salud como fibra, vitaminas y compuestos antioxidantes, entre los que destacan la vitamina C, los betacarotenos, el licopeno y los compuestos sulfurados.
El tomate y el pimiento pueden resultar fuertes para las personas con el estómago delicado, por lo que se recomienda prescindir de ellos o tomarlos con moderación, según la tolerancia individual.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina