Para ir perfeccionando la masa, puedes ir probando con diferentes tipos de harina y más o menos cantidad de agua, hasta que consigas la textura que más te guste.
250 gr. de harina
140 ml. de agua tibia
10 gr. de levadura fresca
sal
15 ml. de aceite de oliva
200 gr. de jamón ibérico
75 gr. de mozzarella y 4 cucharaditas de salsa de tomate.
Calorías 375 kcal / 100gr
Proteína 43.2 gr / 100gr
Grasa 22.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0.1 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Qué mejor plato para disfrutar de una comida informal con amigos o con los niños que una buena pizza casera. Prepara ésta con jamón ibérico y disfruta de su sabor único.

 

 

Pizza de jamón ibérico

 Así lo cocinamos

Comenzamos haciendo la masa. Para ello, colocamos la harina en forma de volcán sobre la mesa de trabajo. Hacemos un hueco en el centro y ponemos la levadura con el agua tibia y una pizca de sal. Vamos mezclando los ingredientes poco a poco, incorporando la harina hacia el centro. Amasamos con energía hasta conseguir una masa homogénea y consistente. La dejamos reposar, para que fermente, hasta que doble su tamaño.

Espolvoreamos la mesa de trabajo con harina y extendemos la masa hasta conseguir una base redonda. Untamos el aceite de oliva sobre la masa. Encima ponemos la salsa de tomate, el jamón cortado en trozos y la mozzarella rallada.

Horneamos a 230º durante 9 minutos, o hasta que la masa adquiera el color tostado que más nos guste.

 

 Trucos y Consejos

Para ir perfeccionando la masa, puedes ir probando con diferentes tipos de harina y más o menos cantidad de agua, hasta que consigas la textura que más te guste.

 Información Nutricional

Por regla general, las pizzas suelen relacionarse con platos que poseen un alto contenido calórico. Sin embargo, las pizzas caseras, al estar elaboradas con ingredientes más saludables que las precocinadas, pueden mejorar las propiedades nutricionales de este plato tan popular. Al completar la pizza con una capa de queso, el contenido de grasa, proteínas y algunos minerales va a verse incrementado. El jamón ibérico también aporta proteínas y grasas, aunque éstas últimas son muy saludables.

Datos nutricionales del jamón ibérico:

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina