Antes de hornear la pizza podemos ponerle aceite de oliva por encima para darle un toque especial a este plato.
400 gr. de harina de trigo
30 gr. de levadura de cerveza
sal
100 gr. de tomate triturado
100 gr. de mozzarella
2 tomates
100 gr. de queso de cabra
jalapeños y orégano.
Calorías 341 kcal / 100gr
Proteína 9.8 gr / 100gr
Grasa 1.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 70.6 gr / 100gr
Índice glucémico 85

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Esta variedad de pizza aporta el toque especial del picante a una receta de comida rápida que podemos preparar fácilmente en casa y así será más saludable que las precocinadas.

Pizza de tomate, queso de cabra y jalapeños

 Así lo cocinamos

Ponemos la harina en una superficie limpia y lisa y le damos forma de volcán. En su interior vertemos la levadura de cerveza diluida en agua tibia. Añadimos la sal y mezclamos los ingredientes con las manos, incorporando poco a poco la harina hacia el centro. Vamos amasando hasta obtener una masa homogénea y de textura consistente, a la que daremos forma de bola. La tapamos con un paño y dejamos que fermente durante un par de horas.

Una vez haya fermentado la masa, la estiramos con las manos dándole forma de pizza.

Sobre esta base ponemos el tomate triturado bien extendido por toda la superficie. Encima colocamos trocitos de mozzarella y, sobre esta base, añadimos los tomates cortados en rodajas, el queso en dados y los jalapeños en rodajas.

Espolvoreamos la pizza con el orégano y la metemos en el horno a 200ºC hasta que quede bien dorada.

 Trucos y Consejos

Antes de hornear la pizza podemos ponerle aceite de oliva por encima para darle un toque especial a este plato.

 Información Nutricional

La pizza suele relacionarse con platos de alto contenido calórico. Sin embargo, las pizzas caseras resultan mucho más saludables ya que no contienen tantas grasas saturadas. La masa es rica en hidratos de carbono que se combinan con las vitaminas y minerales de los vegetales. Por su parte, el queso aporta gran cantidad de calorías.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina