La base de la pizza se compone básicamente de harina, la cual nos va a aportar una buena cantidad de hidratos de carbono complejos
400 gr. de harina
25 gr. de levadura fresca
1 vaso grande de agua tibia
1 cucharada de azúcar
1 vasito de aceite de oliva
una pizca de sal
300 gr. de queso mozzarella
2 tomates maduros y unas hojas de albahaca.
Calorías 233 kcal / 100gr
Proteína 19.9 gr / 100gr
Grasa 16.1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Pastas y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

La Margarita es la pizza napolitana más popular. La tradición cuenta que en junio de 1889, para honrar a la reina de Italia, Margarita de Saboya, el cocinero Raffaele Esposito creó la pizza Margherita, representando sus condimentos (tomate, mozzarella y albahaca) los colores de la bandera italiana.

Pizza Margarita

 Así lo cocinamos

Dispón en un bol grande la harina con el azúcar y la sal. Haz un hueco en el centro y coloca en éste la levadura disuelta en el agua tibia junto con el aceite de oliva. Trabaja bien con las manos hasta obtener una masa suave y elástica. Tapa el bol con la masa y deja reposar en un lugar cálido durante un mínimo de dos horas.
Transcurrido el tiempo de reposo de la masa, divide ésta en cuatro bolas. Estira cada una de ellas, dándole una forma circular.
Una vez tengas las bases de las pizzas coloca sobre cada una de ellas la mozzarella desmenuzada. Ahora dispón unas rodajas finas de tomate y pon a punto de sal.
Cocina las pizzas en la parte más baja del horno, precalentado a 200ºC, hasta que queden bien crujientes y doradas.
Retira del horno y acompaña con unas hojas de albahaca bien bonitas.

 Trucos y Consejos

Lo ideal es comenzar estirando la masa con las manos. Luego ya podrás emplear el rodillo para darle el espesor deseado.

 Información Nutricional

Las pizzas son unos platos que tienen una gran aceptación, sobre todo dentro del público infantil.
Por regla general, las pizzas suelen relacionarse con platos que poseen un alto contenido calórico. Sin embargo, las pizzas caseras, al estar elaboradas con ingredientes más saludables que las precocinadas, pueden mejorar las propiedades nutricionales de este plato tan popular.
La base de la pizza se compone básicamente de harina, la cual nos va a aportar una buena cantidad de hidratos de carbono complejos. En cuanto al queso y al tomate, enriquecerán el plato con proteínas, vitaminas, minerales y compuestos antioxidantes.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina