Añade unas tiras de queso curado al plato para completar la presentación.
8 huevos
4 patatas
8 pimientos verdes
4 lonchas de panceta o jamón
8 rodajas de chorizo
aceite de oliva y sal
Calorías 80 kcal / 100gr
Proteína 2.5 gr / 100gr
Grasa 0.2 gr / 100gr
Hidratos de carbono 18 gr / 100gr
Índice glucémico 95

Este plato, está cocinado con una base de Otros y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Si quieres trasladar los sabores serranos a tu mesa, nada mejor que preparar este sencillo y suculento plato.

Plato serrano

 Así lo cocinamos

En una sartén con aceite de oliva freímos las patatas cortadas en rodajas. Freímos los pimientos sin pepitas. Escurrimos bien el aceite y reservamos.

Troceamos y freímos levemente la panceta o jamón y el chorizo.

Aparte, en otra sartén, freímos los huevos.

Colocamos las patatas en una bandeja. Sobre ellas los huevos, los pimientos, la panceta y el chorizo. Servimos inmediatamente.

 Trucos y Consejos

Añade unas tiras de queso curado al plato para completar la presentación.

 Información Nutricional

El pimiento, procedente de América Latina, pertenece a la familia de las solanáceas y en concreto al género capsicum. La capsaicina es el motivo por el que pican los pimientos. Según la variedad contiene un porcentaje u otro de esta sustancia, que es lo que provoca esa sensación de calor en la boca. Cuando aumenta el nivel de esta sustancia, estimula las neuronas sensitivas de la piel.

Entre sus variedades, encontramos los pimientos dulces, los del piquillo, los de Guernika y muchas variedades de guindillas. Aunque, según su forma, también se pueden dividir en pimientos cuadrados o alargados.

Los pimientos son una fuente de beneficios para nuestro organismo, ya que están repletos de vitaminas A, B, C y E. Además contiene mucha cantidad de agua, lo cual lo convierte en una hortaliza con muy bajo aporte calórico. No olvidemos que tiene minerales y folatos, muy importantes para nuestras defensas.

Por su alto contenido en fibra también es un buen regulador del tránsito intestinal y ayuda a reducir el colesterol en sangre.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina