Las gulas están elaboradas a base de proteínas de pescado, por lo que van a compartir con este último todos sus beneficios, como su alto contenido en proteínas de calidad
300 gr. de pochas
1 pimiento verde
2 cebolletas
1 tomate maduro
300 gr. de almejas
5 dientes de ajo
½ pimiento rojo
½ vaso de vino blanco
200 gr. de gulas
perejil fresco
aceite de oliva y sal.
Calorías 76 kcal / 100gr
Proteína 15.5 gr / 100gr
Grasa 1 gr / 100gr
Hidratos de carbono 1.5 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Otoño / Invierno, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Ahora cocinamos unas ricas pochas con almejas y gulas, un plato barato, sencillo y muy rico en proteínas. Esperamos que os guste!

 Así lo cocinamos

Pon las pochas en una olla con los pimientos, las cebolletas, tres dientes de ajo y un chorro de aceite de oliva. Cubre con agua y deja cocer a fuego suave hasta que las pochas estén bien tiernas. Entonces, retira las verduras de ola olla, tritúralas con un poco de caldo de la cocción y vuelve a añadir a las pochas. Pon a punto de sal y cuece unos minutos más a fuego muy suave.
Pica los otros dos dientes de ajo y sofríelos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando éstos comiencen a dorar, añade las gulas y saltea unos instantes. Acto seguido, incorpora a la sartén las almejas, vierte el vino blanco y cuece hasta que estén todas las almejas abiertas.
Una vez se hayan abierto todas las almejas, añádeselas junto con las gulas a las pochas.
Espolvorea con un buen puñado de perejil picado y sirve al momento.

 Trucos y Consejos

Puedes añadirle una punta de guindilla seca al sofrito de gulas y almejas, que le va estupendamente y le dará un punto picante muy agradable al plato.

 Información Nutricional

Las pochas, protagonistas de este plato, nos proporcionan una buena cantidad de hidratos de carbono complejos, proteínas y fibra. En este caso las pochas se acompañan de diferentes tipos de verduras y hortalizas, que además de dar sabor y color al plato, van a hacer que este se enriquezca desde el punto de vista nutricional gracias al contenido en vitaminas, minerales y sustancias con acción antioxidante que estos alimentos presentan.
Las almejas van a aportar un sabor muy especial al plato. Estos bivalvos, al igual que el resto de mariscos, destacan por su alto contenido en proteínas, colesterol y purinas, así como por su escasa cantidad de grasa. Debido a ese contenido en purinas, las personas que padezcan gota deberán moderar el consumo de este marisco.
En cuanto a las gulas, están elaboradas a base de proteínas de pescado, por lo que van a compartir con este último todos sus beneficios, como su alto contenido en proteínas de calidad. Además, hay que destacar que este producto no contiene colesterol y su valor calórico es muy bajo.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina