El pollo es una de las carnes más magras presente en nuestra dieta, siempre y cuando no se coma con piel
Un pollo entero y limpio
200 gr. de aceitunas verdes
2 cebollas
1 limón
sal
pimienta negra recién molida y aceite de oliva.
Calorías 165 kcal / 100gr
Proteína 1.2 gr / 100gr
Grasa 16.7 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 15

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

En la siguiente receta cocinamos un pollo al horno. Para darle un toque diferente le hemos introducido aceitunas, obteniendo así una combinación de sabores muy original y deliciosa. Haced la prueba!

 Así lo cocinamos

Antes que nada, calienta el horno a 150ºC.
Corta el limón en rodajas e introdúcelo junto con las aceitunas en la cavidad del pollo.
Corta las cebollas y colócalas en una bandeja de horno.
Sobre la cebolla dispondremos el pollo salpimentado y lo rociaremos con un buen chorreón de aceite de oliva.
Introduce la bandeja en el horno y cocina durante 2 horas ó 2 horas y media, dependiendo del tamaño del pollo.
Durante el horneado, ve regando de vez en cuando el pollo con sus propios jugos. De esta manera el pollo nos quedará más jugoso.
Sirve el pollo en una fuente y acompáñalo con la cebolla y unas aceitunas verdes.

 Trucos y Consejos

Para saber si el pollo está en su punto pínchalo con una aguja. Si el jugo que sale del orificio es rojizo, entonces el pollo necesitará un poco más de cocción. Se encontrará listo cuando dicho jugo salga transparente.

 Información Nutricional

El pollo es una de las carnes más magras presente en nuestra dieta, siempre y cuando no se coma con piel. Además, por su suave sabor y textura blanda es muy consumida y aceptada por el público en general y combina perfectamente con cualquier alimento. En esta sencilla receta contrasta muy bien el sabor del limón y las aceitunas con el propio jugo que suelta el pollo durante su cocción, obteniendo como resultado una salsa sabrosa y ligera, adecuada para todas las edades. Es un plato rico en proteínas de calidad, hierro de fácil absorción, vitaminas del grupo B y vitamina C, así como de minerales.
Las aceitunas del relleno van a elevar el contenido graso del plato, aunque hay que decir que, al igual que ocurre con el aceite de oliva, se va a tratar de grasas monoinsaturadas, que nos van a ayudar a reducir los niveles de colesterol en sangre.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina