El pollo, ingrediente protagonista de esta receta, posee una de las carnes más saludables, siempre y cuando lo consumamos sin piel
4 filetes de pechuga de pollo gruesos
2 manzanas verdes
1 cebolla grande
1 nuez de mantequilla
200 ml. de manzana
1 cucharada de manzana
aceite de oliva y sal.
Calorías 113 kcal / 100gr
Proteína 20.6 gr / 100gr
Grasa 3.4 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Hoy cocinamos el pollo con manzana, una fruta que combina de manera exquisita con esta carne y que va a aportarle un toque exótico muy agradable. Es una receta muy sencilla y rápida de elaborar, y supone una original alternativa al clásico filete de pollo empanado con patatas que a menudo se ofrece al público infantil. Esperamos que os guste!

 Así lo cocinamos

Pela la cebolla y pícala para sofreírla en una cazuela baja con una nuez de mantequilla y una cucharada de aceite de oliva. Cuando la cebolla esté bien pochada y presente una apariencia translúcida, incorpora la nata y la cucharada de mostaza. Pon a punto de sal y cocina a fuego suave hasta conseguir una salsa suave y no demasiado ligera.
Sazona los filetes de pechuga y dóralos en una plancha o sartén antiadherente con unas gotas de aceite de oliva. Los reservamos.
Ahora pela las manzanas y córtalas en cuartos, los cuales rehogaremos con los filetes de pechuga que teníamos reservados.
Emplata la pechuga con la manzana y acompaña con la salsa de nata y mostaza que elaboramos antes.

 

 Trucos y Consejos

A la hora de marcar la pechuga, procura que ésta no quede demasiado hecha, ya que terminará de cocinarse con la manzana.

 

 Información Nutricional

El pollo, ingrediente protagonista de esta receta, posee una de las carnes más saludables, siempre y cuando lo consumamos sin piel. Además, contiene muy poca grasa y sus proteínas son muy fáciles de asimilar, por lo que es un alimento que está especialmente indicado para los niños, ancianos y todas aquellas personas que tengan el estómago delicado.
En esta receta cocinamos el pollo con manzana, una fruta que, a pesar de no tener un valor nutricional destacable, posee unas extraordinarias propiedades medicinales, como la laxante y la astringente, es decir, que puede tomarse tanto en caso de padecer diarrea (pelada y rallada) o estreñimiento (cruda y con piel). Además, la manzana de esta receta, al estar cocinada, es muy recomendable para aquellas personas que siguen una dieta blanda, ya que son más digeribles que la pieza de fruta cruda.
Debemos tener en cuenta que este plato lo acompañamos con una salsa elaborada a base de nata, por lo que el contenido calórico del plato va a verse incrementado de manera notable.

 

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina