Para que la carne tome más sabor, deja reposar el guiso antes de servirlo.
1 pollo mediano limpio y troceado
1 cebolla
5 dientes de ajo
1 hoja de laurel
1 cucharada de orégano
1 cucharadita de pimentón dulce
unos granos de pimienta
1/2 cucharadita de cominos
1 vaso de aceite de oliva
1 vaso de vinagre
2 vasos de agua y sal
Calorías 165 kcal / 100gr
Proteína 20 gr / 100gr
Grasa 5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 0 gr / 100gr
Índice glucémico 0

Este plato, está cocinado con una base de Aves y caza y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Os dejamos una receta de pollo con una salsa muy sabrosa. Esperamos que os guste.

Pollo en salsa

 Así lo cocinamos

En una olla colocamos el pollo junto con la cebolla picada, los ajos machacados y el resto de los ingredientes, todo en crudo.

Lo ponemos a cocer a fuego lento durante 40 minutos.

Dejamos enfriar y servimos.

 Trucos y Consejos

Para que la carne tome más sabor, deja reposar el guiso antes de servirlo.

 Información Nutricional

El orégano, hierba que se emplea para condimentar comidas, es un gran antioxidante, es altamente benéfica a la hora de pelear contra hongos y bacterias y perfecta para luchar contra la neumonía y otras enfermedades respiratorias.

Como remedio para asma y bronquitis es utilizado en gotas o en forma de infusiones.

Los trastornos digestivos, hepáticos y los gases mejoran tomando infusiones de orégano después de las comidas.

El orégano es un depurador del organismo ya que lo limpia eliminando las toxinas.

El aceite de orégano mejora la psoriasis y sirve para aliviar el dolor de las picaduras de insectos y el dolor de muelas. También es curativo en casos de eczemas y dermatitis y muy eficaz contra la celulitis.

Los masajes con aceite de orégano alivian y desinflaman contracturas musculares, esguinces, torceduras, reúma y artritis.

Para anginas se realizan gargarismos con infusiones de hojas y flores secas de orégano.

En gotas o en infusiones el orégano ayuda a calmar los nervios, el estrés y el insomnio.

Debido a su alto contenido en antioxidantes, su consumo regular ayuda a retardar los efectos del envejecimiento.

Tiene alta cantidad de calcio, hierro, potasio y zinc. Es un alimento rico en fibra. En cuanto a la vitaminas, destacan la A, B6, B9 o ácido fólico, C, E y K.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina