Para acelerar el proceso de cocción, podemos utilizar una olla a presión.
½ kg. de garbanzos
¼ kg. de espinacas
¼ kg. de bacalao
1 rebanada de pan frito
1 cebolla
1 tomate grande
4 dientes de ajo
1 hoja de laurel
1 cucharadita de pimentón dulce
½ cucharadita de cominos
aceite de oliva
agua y sal
Calorías 383 kcal / 100gr
Proteína 20.8 gr / 100gr
Grasa 5.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 55.8 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Todo el año, y se suele servir a los comensales como Segundo plato.

Si prefieres comer pescado antes que carne, no te prives de un buen potaje. Con este guiso disfrutarás del mejor sabor del bacalao con garbanzos y espinacas, un plato muy tradicional.

Potaje de cuaresma

 Así lo cocinamos

La noche anterior a la elaboración de la receta ponemos en remojo los garbanzos con un puñado de sal.

Al día siguiente, en una sartén, hacemos un sofrito con la cebolla, los dientes de ajo y el tomate. Cuando pochen agregamos el bacalao previamente desalado y troceado, y las espinacas troceadas. Rehogamos durante diez minutos.

Mientras, hacemos un majado con el pan frito, el pimentón dulce, los cominos y la sal.

En una olla colocamos los garbanzos. Incorporamos el contenido de la sartén, el majado anterior y una hoja de laurel. Cubrimos de agua y dejamos cocer a fuego lento durante tres cuartos de hora. Servimos caliente.

 Trucos y Consejos

Para acelerar el proceso de cocción, podemos utilizar una olla a presión.

 Información Nutricional

La espinaca es muy apreciada por su elevado valor nutritivo. Posee gran cantidad de agua, gran variedad de vitaminas y algunos minerales. Entre las vitaminas se pueden mencionar la vitamina A, la C, la E y las del complejo B como el ácido fólico. Entre los minerales destacados se encuentran el zinc, el potasio, el magnesio, el calcio, el fósforo y el hierro.

Al tener mucha vitamina A o niacina, las espinacas previenen enfermedades en los ojos, fortalece el sistema inmunitario y tiene propiedades anticancerosas. También por su alto contenido de vitamina A, esta verdura también favorece el buen estado de la piel y de las mucosas.

El ácido fólico o vitamina B9 de las espinacas, hace de este un alimento muy recomendable para su consumo en etapas de embarazo o de lactancia.

Esta verdura también puede ayudar a combatir los efectos perjudiciales de ciertos medicamentos que absorben la vitamina B9 y puede ayudar a personas alcohólicas o fumadores, pues estos hábitos ocasionan una mala absorción del ácido fólico.

El elevado contenido de vitamina K en esta verdura hace que tomar las espinacas sea beneficioso para una correcta coagulación de la sangre.

Además, la espinaca es un vegetal rico en ácido oxálico y aporta ácidos grasos no saturados. Cabe destacar su alto aporte de fibra al organismo.

Este alimento también es beneficioso para el metabolismo de los huesos.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina