Cuece unos huevos y sírvelos en trozos por encima del potaje. Decora con unas hierbas aromáticas y el plato tendrá una presentación más espectacular.
300 gr. de espinacas
100 gr. de bacalao
250 gr. de garbanzos
1 patata
2 cebolla
3 zanahorias
2 dientes de ajo
pimentón dulce
aceite de oliva y sal.
Calorías 383 kcal / 100gr
Proteína 20.8 gr / 100gr
Grasa 5.5 gr / 100gr
Hidratos de carbono 55.8 gr / 100gr
Índice glucémico 30

Este plato, está cocinado con una base de Verduras y legumbres y pertenece a los platos de la cocina Tradicional. Por regla general se consume, principalmente, durante Ocasiones especiales, y se suele servir a los comensales como Primer plato.

Las espinacas y el bacalao son dos de los ingredientes típicos de estas fechas. Hoy los cocinamos juntos para preparar un rico portaje de vigilia.

Potaje de vigilia con bacalao y espinacas

 Así lo cocinamos

Ponemos los garbanzos en remojo la noche antes de elaborar la receta y el bacalao a desalar unas 24 horas antes. Debemos cambiarle el agua cada 8 horas aproximadamente. Pasado el tiempo limpiamos el bacalao de espinas y piel y secamos y desmigamos. Lavamos también las espinacas y partimos al gusto.
Llenamos una olla de agua por la mitad y vertemos un buen chorreón de aceite. Agregamos la cebolla pelada y partida en trozos grandes y los ajos sin pelar pero con un corte. Cuando llegue a ebullición, agregamos los garbanzos y dejamos hasta que queden tiernos.
Mientras se hacen, en una sartén sofreímos la otra cebolla junto con las zanahorias. Ambas picaditas. Ponemos también la patata en trozos. Ponemos un poco de pimentón y removemos. Agregamos dos cazos del caldo de garbanzos y dejamos unos minutos. Vertemos en la olla de los garbanzos y dejamos así un cuarto de hora. Añadimos el bacalao y las espinacas y dejamos que cueza todo otro cuarto de hora. Rectificamos de sal y ¡a comer!

 Trucos y Consejos

Cuece unos huevos y sírvelos en trozos por encima del potaje. Decora con unas hierbas aromáticas y el plato tendrá una presentación más espectacular.

 Información Nutricional

El garbanzo es una legumbre muy energética y nutritiva. Además, contiene vitaminas del grupo B. También es rico en hierro, potasio y fósforo, ideal para combatir la fatiga mental. Su principal componente son los hidratos de carbono, destacando el almidón. Tiene un mayor contenido en grasas que otras legumbres, pero son insaturadas, por lo que no constituyen un riesgo para la salud cardiovascular. Por otro lado, contienen una importante cantidad de fibra.
Las espinacas, que combinan de manera exquisita con los garbanzos, contienen una buena y variada cantidad de vitaminas y minerales. Entre estos últimos debemos resaltar la presencia del calcio y el magnesio. Además, aportan a nuestro organismo sustancias de acción antioxidantes, que nos ayudan a prevenir enfermedades de carácter degenerativo.
Por su parte, el bacalao enriquecen el plato con una importante cantidad de proteínas de alto valor biológico.

Base del plato
Estacionalidad
Calorías
Tipo de cocina